Los talleres de barrio fomentan la creatividad y el ocio de más de 200 mayores motrileños

La alcaldesa con los usuarios del taller de Los Álamos. /Javier Martín
La alcaldesa con los usuarios del taller de Los Álamos. / Javier Martín

Los Álamos, Huerta Carrasco, Cuertel de Simancas, Santa Adela y La Garnatilla cuentan con estos talleres en los que los usuarios realizan actividades como costura, actividad física, bailes y se organizan excursiones

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

Aprender costura creativa, entrenar para cuidar la salud, bailar, hacer manualidades, aprender cocina... Estas son algunas de las opciones que brindan a los mayores motrileños los once talleres sociales de adulto del término municipal en los que participan activamente más de 200 mayores.

En los barrios de Cerrillo Jaime, Cuartel de Simancas, Huerta Carrasco, Los Álamos, Las Angustias, San Antonio, La Garnatilla, Puntalón, Santa Adela, Varadero y Los Tablones además se organizan excursiones, salidas culturales, visitas a exposiciones, se fomenta la creatividad a través de numerosas manualidades y la formación en salud.

«Los talleres sociales de adultos se han convertido en una forma excelente de participar en diferentes acciones de carácter creativo, cultural y lúdico, y de estrechar lazos entre las usuarias y usuarios de los mismos. Son una herramienta que fomenta la convivencia y compañerismo en las zonas donde se encuentran». Así los define la alcaldesa de Motril, Flor Almón, que esta semana se ha dado una vuelta por los centros de barrio de Huerta Carrasco, Los Álamos, Cuartel de Simancas y de los anejos de Santa Adela y La Garnatilla, para compartir un rato con los usuarios.

Almón ha destacado el «magnífico ambiente» que se respira en todos y cada uno de los talleres sociales de adultos, donde los usuarios pasan momentos muy agradables, «compartiendo experiencias, riéndose, contándose historias, y llevando a cabo diferentes actividades que ayudan a que se conozcan mejor, a que hagan buenas migas y a que se dinamicen los barrios en los que se ubican».

Por su parte, Gregorio Morales, concejal de Servicios Sociales, ha subrayado que gracias a estos talleres se consigue que los participantes desarrollen una serie de habilidades creativas que después pueden poner en práctica tanto en estos talleres como en sus propias casas.

«También fomentan las relaciones de amistad entre las usuarias y usuarios, creando vínculos más fuertes y encontrando mutuamente apoyo, escuchando sus problemas y compartiendo experiencias. Buscamos que nuestros adultos puedan hacer grupo y que tengan un lugar donde dar rienda suelta a su creatividad y pasar un buen rato», ha indicado el edil.