Una ruta descubre los secretos del barrio del Manjón, el corazón del Motril musulmán

El historiador Manuel Domínguez conduce a los participantes por las calles del barrio motrileño. /Javier Martín
El historiador Manuel Domínguez conduce a los participantes por las calles del barrio motrileño. / Javier Martín

De la mano del historiador Manuel Domínguez, el paseo la ruta organizada por la asociación cultural Masip volvió a ser un éxito

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

De la mano del hombre que mejor conoce la historia de la ciudad, Manuel Domínguez, unos setenta motrileños conocieron los secretos del Barrio del Manjón en una de las una ruta que organiza la asociación cultural Masip para divulgar la historia de Motril.

Los participantes, tras dos horas de ruta, se quedaron encantados tras descubrir todos los secretos del barrio, uno de los más antiguos, donde vivieron a partir del año 1.500 los musulmanes en Motril.

El historiador Manuel Domínguez fue relatando, por ejemplo, qué había en las antiguas calles del barrio. Un ingenio azucarero en la esquina de la calle San Francisco, hornos de pan... y hasta una huerta, la del Senador, que fue propiedad de Aixa, la madre de Boabdil.

La mayoría de los participantes no sabía, por ejemplo, que el arrabal lleva el nombre del Farax Al Manjón, un musulmán motrileño que rigió la ciudad y se convirtió al cristianismo tras la reconquista de los Reyes católicos. La motrileña Rambla del Manjón no tiene nada que ver, por tanto, con el padre Manjón como muchos piensan. «Es uno de los últimos nombres musulmanes de calles que se conservan en Motril junto al barrio Curucho», explicó Manuel Dominguez.

La ruta, un éxito. «A la gente le gusta conocer su historia cercana», valora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos