El IES Puerta del Mar celebra su bachillerato: «Por fin los tres institutos vamos a ser iguales»

El instituto Puerta del Mar de Almuñécar. /IDEAL
El instituto Puerta del Mar de Almuñécar. / IDEAL

Educación tomó la decisión para «equilibrar» la situación de los tres institutos de Almuñécar

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

Entre los asuntos con los que tendrá que lidiar el nuevo delegado de Educación está la protesta de los directores IES Al Andalus y Antigua Sexi por la decisión de redistribuir los bachilleratos entre los tres centros de Almuñécar, que el anterior delegado de Educación, Germán González, justificó como una decisión «de justicia» para «equilibrar» la situación en Almuñécar «que no pierde sino que gana la población en general». Es la visión que comparten en el IES Puerta del Mar, que lo que no entiende es que la administración les «pidiera opinión» a los otros dos centros. Para Valeriano Antequera, el director del IES, se está corrigiendo una injusticia histórica, a pesar de la protesta de «los que tenían el trozo del pastel grande».

«Ellos son línea dos en primero de la ESO y nosotros cinco, los tres tenemos que ser iguales. No les quitamos alumnos. A partir de ahora ellos se nutren de los suyos y nosotros de los nuestros. Y el que quiera venir aquí, que tenga las mismas ganas porque tenga el Bachillerato», señala.

Este año la 'graduación' de la promoción de cuarto de la ESO será muy especial. Por primera vez no habrá lágrimas de los alumnos por tener que cambiarse de centro par estudiar Bachillerato. En el instituto no pueden estar más felices. «Era el último de toda Granada en esta situación, sin tener bachillerato mientras que los demás del pueblo sí», explica contento el director Valeriano Antequera.

También lo están los padres de los alumnos, que ya no tendrán que cambiar de instituto y ni si quiera el malestar de los otros centros les está amargando el momento. «Esto no implicará pérdida de alumnado para ellos, solo que los profesores que estaba en Bachillerato exclusivamente ahora tendrán que dar clase en Secundaria», incide Antequera, señalando dónde puede radicar el origen del malestar.

«Solo hemos querido ser iguales a ellos para que nuestros alumnos y sus familias sean iguales, no buscamos ningún enfrentamiento ni tenemos conciencia de que este exista. Esto es una ciudad pequeña y todos vamos a salir ganando si aprendemos a sumar y dejamos de restar», concluye conciliador.