El PSOE volverá a gobernar la Mancomunidad de la Costa Tropical pero con un presupuesto diez veces menor para obras

El presidente actual, Sergio García Alabarce, revisando obras en el paseo de La Herradura. /Javier Martín
El presidente actual, Sergio García Alabarce, revisando obras en el paseo de La Herradura. / Javier Martín

El PSOE, con 19 de los 43 vocales del ente, tiene de plazo hasta septiembre para designar al sucesor de Sergio García Alabarce y hasta entonces María Eugenia Rufino será la presidenta accidental

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEMotril

Dentro de una semana, el sábado 15 de junio, se constituirán los nuevos Ayuntamientos y se pondrá en marcha el reloj para conformar el nuevo gobierno de la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical. El actual presidente, Sergio García Alabarce, que ha sido concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almuñécar en este mandato, cesará como presidente del ente comarcal en el mismo momento en el que pierda su acta de edil y a partir de entonces será la vicepresidenta, la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, la que asuma la presidencia de la Mancomunidad de forma accidental hasta que se constituya la próxima corporación.

Los estatutos establecen de plazo hasta el 15 de septiembre –tres meses después de la formación de los nuevos Ayuntamientos– para la constitución de nuevo gobierno de la Mancomunidad. Y su presidente o presidenta volverá a ser socialista como resultado de las elecciones municipales que tiñeron de rojo PSOE el mapa de la Costa.

El sistema de elección del gobierno mancomunado es mixto, parte de los vocales representan a los Ayuntamientos y se designan en función de los resultados electorales y otros le corresponden directamente a los partidos, en función de los concejales obtenidos en toda la comarca.

En función de este último criterio, cada uno de los partidos que suma más de cinco concejales en el ámbito comarcal tiene un vocal en la Mancomunidad. Una circunstancia que conlleva una novedad y es que en este mandato este órgano tenga más vocales que en el anterior, al haber obtenido esta representación comarcal de más de cinco concejales nuevas formaciones como Vox y Ciudadanos.

La Mancomunidad de municipios de la Costa Tropical pasa así de tener 38 vocales a 43 en esta nueva etapa. El PSOE con 19 vocales (la mayoría absoluta son 22) gobernará y designará al nuevo presidente mientras que el PP tendrá 14 vocales, Convergencia Andaluza otros tres, Ciudadanos dos, Más Costa Tropical dos y un vocal los partidos Vox, Izquierda Unida y el Grito de Torrenueva. Los socialistas afrontarán así un nuevo mandato al frente de la Mancomunidad de la Costa que sin embargo tendrá una gran diferencia. Esta vez no contarán con el presupuesto adelantado del Canon de mejora que ha permitido ejecutar en estos últimos cuatro años más de 24 millones de euros en obras.

Financiación millonaria

Esa financiación millonaria que ha permitido acometer obras de renovación de redes de saneamiento y abastecimiento en toda la comarca fue resultado del acuerdo, no exento de polémica, que firmó el anterior gobierno del PP en la Mancomunidad con la empresa adjudicataria del Ciclo Integral del Agua en la Costa, Aguas y Servicios, por el que prolongó la concesión hasta el año 2045.

A cambio, entre otras cuestiones, los Ayuntamientos de la Costa recibieron un adelanto de 20 millones de euros, en concepto del canon concesional que fue todo un balón de oxígeno para la financiación municipal. Eso sí, con un interés del 8% que los usuarios seguirán pagando en sus recibos hasta el año 2045. Además, la Mancomunidad negoció un anticipo del presupuesto para obras (también con el mismo interés) que dejó a la Mancomunidad una bolsa de 40 millones de euros (parte se invirtieron en el mandato anterior) para ejecutar obras hasta el horizonte de 2021. Unas obras que los usuarios, igualmente, seguirán pagando hasta 2045.

Este presupuesto millonario ha permitido acometer a la Mancomunidad obras de gran envergadura en este mandato, pero apenas quedan ya dos millones y medio por ejecutar, la mayoría en proyectos para Almuñécar. El nuevo gobierno de la Mancomunidad tendrá por tanto diez veces menos presupuesto para invertir en obras. «El próximo presidenta o presidenta tendrá que asumir el reto de lograr financiación», resume García Alabarce.