Padres de Motril llevan a Granada su protesta por la vergüenza de baños del colegio Francisco Mejías

Estado de los baños del centro educativo motrileño. /IDEAL
Estado de los baños del centro educativo motrileño. / IDEAL

El delegado de Educación arremete contra el Ayuntamiento de Motril por la «falta de mantenimiento». Los padres están indignados y los niños «intentan aguantarse sin ir al váter en el cole»

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEMotril

En el Siglo XXI, a 30 de mayo de 2019, hay 500 niños andaluces que intentan aguantarse las ganas de hacer pipí cuando están en el cole porque los baños de su colegio son una vergüenza. Tuberías oxidadas, orines que se desbordan y salen por el suelo, urinarios 'clausurados' con bolsas de basura, inodoros inadecuados para la altura de los niños de tres años, cisternas que no funcionan, rejillas del suelo tapadas por los malos olores y «hasta ratas«, según los padres, se han visto en los cuartos de baño del colegio Francisco Mejías de Motril. Las instalaciones, que tienen cuarenta años de antigüedad, han llegado al límite y la paciencia de los padres de los alumnos del centro, también.

Estos baños indignos para la educación pública andaluza mantienen en pie de guerra a los padres de los 500 alumnos del centro, que hoy han llevado su lucha a las puertas de la sede del Gobierno andaluz en Granada, en la Gran Vía. La Asociación de padres de alumnos del Francisco Megías ha fletado un autobús desde Motril, con una representación de 55 personas, que se ha concentrado, con autorización, a las puertas de La Normal. Dan así un paso más para mantener el pulso de la protesta y reivindicación que mantienen desde el pasado mes de febrero con concentraciones cada lunes y viernes a las puertas del centro.

Pero su lucha comenzó mucho antes. Según explican, desde el año 2013 la delegación de Educación tiene en cartera un proyecto para renovar los aseos del colegio y tanto el centro como los padres han venido reivindicando su ejecución. «El límite llegó el pasado mes de febrero cuando el director nos mandó un SOS, literalmente, a la AMPA para que aviváramos la lucha porque los baños no aguantan más. Nos dijo que los aseos estaban en el límite y que iba a haber que cerrar por peligro de infecciones. Ahí comenzó nuetra gran movilización«, explica José Béjar, portavoz de la Asociación de padres del Francisco Mejías.

Están indignados. «Ya no vamos a parar. Han tenido ahí el proyecto y han dejado pasar seis años están ya tan concienciados los pobres que intentan aguantarse para no ir al baño en el colegio«, apunta.

Padres del colegio Grancisco Mejías de Motril concentrados esta mañana en la puerta de la sede del Gobierno andaluz en Granada, en la Gran Vía
Padres del colegio Grancisco Mejías de Motril concentrados esta mañana en la puerta de la sede del Gobierno andaluz en Granada, en la Gran Vía / IDEAL

«El delegado nos ha dicho que la obra es prioritaria y está pendiente de que la Junta tenga presupuesto pero ya no nos valen palabras ni compromisos, queremos ver obras a partir de septiembre. No vamos a aguantar otro curso como este«, advierte el representante de los padres.

Tras reunirse con una representación de los padres, el delegado territorial de Educación y Deporte, Antonio Jesús Castillo García, ha emitido un comunicado en el que asegura que, según le han trasladado los técnicos de la consejería, los baños del centro tienen «un grave problema de falta de mantenimiento desde hace años por parte del ayuntamiento».

«Eso ha convertido un asunto de mantenimiento en una obra mayor y muy costosa», apunta el delegado que ha acusado al Ayuntamiento de Motril de hacer una «dejación clara de sus funciones con los centros educativos de Primaria en su localidad al no destinar una partida suficiente para su mantenimiento«.

«Esa falta de cuidados ha hecho que una obra como la reparación de los baños, además de las molestias que ha causado a los escolares durante años, haya pasado de tener un coste de 60.000 euros a 200.000, que es en lo que los técnicos la han valorado«, ha añadido el delegado.

Castillo García ha instado así al ayuntamiento de Motril a «asumir su responsabilidad en el mantenimiento de los colegios de su localidad» y a que reconozca «la falta de mantenimiento manifiesta en este y otros colegios de su ámbito».

«Exigiremos responsabilidades por esa falta de mantenimiento general», ha dvertido el delegado.

Desde la delegación de Educación culpan también del caso del Francisco Megías al anterior gobierno socialista de la Junta.

«Hace dos semanas el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, reconoció en el Parlamento de Andalucía que a su llegada a la institución había encontrado 2.742 actuaciones prioritarias en infraestructuras educativas sin ejecutar desde hace cuatro años, con una inversión de 835 millones de euros. De ellas, 160 se encuentran en Granada con un coste de 31 millones de euros. El consejero afirmó que harían falta al menos dos décadas para terminar todas esas obras sin ejecutar si se hubiera seguido al ritmo que había establecido el anterior gobierno«, recuerdan desde la delegación de Educación.