La Lucas que avanzó la revolución feminista

La Lucas que avanzó la revolución feminista

La granadina Miriam Arcos, se adelantó 23 años al hito de este 2018 y fue la primera mujer en interpretar a 'El Lucas' en la fiesta de Medicina del año 95

MERCEDES NAVARRETEMOTRIL

En este año de la mujer, 'El Lucas' tenía que tener rostro femenino. Parecía cantado. La Facultad de Medicina de la Universidad de Granada festejaba esta semana a su patrón y daba la bienvenida a los nuevos estudiantes con una espectacular fiesta dedicada al universo de 'Juego de Tronos' y que presentaba como novedad un marcado carácter reivindicativo por la igualdad, ya que fue una estudiante, Mara, la que encabezó la dirección de los festejos interpretando el papel de 'El Lucas', tradicionalmente reservado a los hombres. Todo un hito feminista.

Participantes y organizadores de los festejos lo vivieron con la sensación de que estaban haciendo historia mientras todos los medios de comunicación destacaban que por primera vez una mujer había protagonizado esta simbólica celebración.

Y sin embargo, 'La Lucas' 2018 no fue la primera. Veintitrés años antes, una mujer se adelantaba al movimiento feminista liderando las celebraciones del patrón de la Facultad de Medicina de 1995.

«Yo fui la primera Lucas y aquel año abrimos una brecha por la igualdad, conseguimos que Lucas dejara de tener género», relata orgullosa Miriam Arcos López (Granada, 1974), en aquel año 1995 estudiante de cuarto de Medicina y a día de hoy médica del dispositivo de Urgencias de Atención Primaria de Motril.

Se sentían unos revolucionarios y precisamente por eso la temática de la fiesta de Medicina fue la revolución mejicana. Vestidos con batas blancas, sombreros de mariachis y ponchos, tomaron las calles granadinas disfrazados de 'medicanos': mitad médicos, mitad guerrilleros mejicanos.

Una celebración que aquellos estudiantes, ahora médicos con más de dos décadas de ejercicio, recuerdan con emoción. De ahí que el grupo de whatsapp de la promoción 92-98 de Medicina de la UGR, al que pertenece Miriam, se llenara de mensajes reivindicando a su 'primera Lucas'.

«La Lucas 2018 tiene muchísimo mérito, pero no queremos que se pierda parte de la historia, nosotros quisimos vestirnos de revolucionarios precisamente por lo mismo y por eso eligieron a una mujer», relata Míriam, que aquel año se impuso en la votación para interpretar a 'El Lucas' frente a dos compañeros hombres. «Las mujeres somos mayoría en la Facultad de Medicina por eso es lógico que el Lucas fuera algún año una mujer. Es lo de menos que sea mujer u hombre, lo importante es participar del espíritu festivo que tiene este día», contaba con naturalidad la entonces estudiante a IDEAL, en una crónica del 16 de octubre del 95 que firmaba Julia Sáiz Pardo.

El día que voló

La primera Lucas recuerda aquel 16 de octubre de 1995 con nostalgia y felicidad. «Fue una gran responsabilidad». Miriam se tomó muy en serio su papel y lo dio todo por las calles granadinas subida a una camilla, que aquel año también llevaron chicas, en lugar de chicos. Y como la tradición dice que el personaje que representa al Santo autor del tercero de los evangelios tiene que volar, la entonces aspirante a doctora no dudó en lanzarse al vacío desde lo alto de un camión de industrias cárnicas, como también recoge la crónica de la época. «Ahora me lo pensaría y los que me cogieron probablemente también», ríe Miriam.

La médica está orgullosa de pertenecer a una promoción «revolucionaria» que no solo instauró al primer Lucas femenino sino que después protagonizó encierros en los años del '6=0' y numerosos actos de protesta para exigir mejoras para la profesión. A día de hoy, el espíritu de lucha no lo ha perdido y la primera 'Lucas' sigue exigiendo mejoras profesionales desde el Sindicato Médico de Motril.

A nivel personal, tiene claro la fecha que más ha marcado su vida. Ni la boda, ni el bautizo... El San Lucas del 95. «Fue el día más importante de mi vida, de hecho mi hijo se llama Lucas, suelo decir que se llama como su madre», concluye.