La joven guitarrista alemana Julia Trintschuk gana el certamen internacional de guitarra 'Andrés Segovia' de La Herradura

La guitarrista ganadora del certamen internacional de La Herradura. /J. M. de Haro
La guitarrista ganadora del certamen internacional de La Herradura. / J. M. de Haro

El segundo premio del prestigioso certamen ha recaído en el guitarrista ucraniano Marko Topchi y el tercero ha sido para Mircea Gogoncea, de Rumanía

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

La joven guitarrista alemana, Julia Trintschuk (Stuttgart,1997), ha ganado el primer premio del Certamen Internacional de Guitarra Clásica Andrés Segovia, que se ha celebrado durante la pasada semana en La Herradura.

El primer premio está dotado con 10.000 euros y una guitarra especial de concierto, valorada en 5.200 euros y fabricada por el musicólogo y luthier granadino, Aarón García Ruiz, además de la contratación de un recital en el Festival Internacional de Música y Danza «Ciudad de Úbeda» en su edición de este año, según ha informado el Ayuntamiento de Almuñécar citando fuentes del jurado.

El segundo premio, de 4.000 euros, una guitarra de concierto construida por el luthier de La Herradura, Stephen Hill, valorado en 5.000 euros y un recital en el Castillo de La Herradura, ha sido concedido al ucraniano Marko Topchi (Kiev, 1991); mientras que el tercero, dotado con 2.000 euros y un recital en Jaén, ha recaído en el rumano Mircea Gogoncea (Budapest, 1991).

El premio especial «Leo Brouwer», dotado con 700 euros, a la mejor interpretación de la obra obligada de esta edición que fue «La espiral Eterna» (1971), de Leo Brouwer, ha sido para el italiano Domenico Mottola, y el galardón especial de Juventudes Musicales de Almuñécar, dotado con 400 euros y un recital en Almuñécar para la más joven intérprete que superara la Primera Eliminatoria ha correspondido a la española, Gemma Caro Torralba.

El Certamen de Guitarra «Andrés Segovia», que se ha sumado al homenaje del pequeño Julen con un minuto de silencio al comienzo de la gran final, impulsa la difusión y el estudio de la guitarra española, a la vez que honra la memoria de Andrés Segovia, hijo adoptivo de La Herradura.