Doce días 'mortales' en Granada con cinco víctimas en el asfalto

El motorista murió tras chocar contra una señal de tráfico/JAVIER MARTÍN
El motorista murió tras chocar contra una señal de tráfico / JAVIER MARTÍN

El siniestro mortal se produjo en la N-340 a mediodía, cuando el conductor se salió de la vía e impactó contra una señal de tráfico

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

Un motorista falleció ayer a mediodía en un accidente en el término municipal de Salobreña. Su muerte es la quinta que se produce en la provincia en apenas diez días, y la tercera de la Costa en este mismo periodo. El siniestro mortal tuvo lugar alrededor de las 13.30 horas, según informó el 112. El hombre se salió en una curva y chocó contra una señal de tráfico. Los hechos sucedieron en el kilómetro 324 de la N-340, a la salida de La Caleta, en el término municipal de Salobreña.

También al paso de este municipio costero fallecieron la semana pasada un hombre y una mujer y otras tres personas que viajaban con ellos resultaron heridas, después de que se produjera una colisión entre su turismo y un camión.

En el caso del accidente de tráfico de ayer, no hubo más implicados, además de la víctima. Según informaron fuentes de la Guardia Civil, el hombre que perdió la vida pilotaba una moto de gran cilindrada. Por algún motivo que se desconoce, el motorista perdió el control del vehículo y se salió en una curva. El hombre, que llevaba el casco puesto, chocó contra una señal de tráfico y falleció en el lugar de los hechos. Los efectivos sanitarios no pudieron hacer nada para salvar su vida. Hasta el lugar se trasladaron también agentes de la Guardia Civil de tráfico que serán los que se encargarán ahora de investigar las causas del siniestro.

El accidente se suma a los otros tres siniestros mortales que se han registrado en un arranque de la primavera negro para las carreteras granadinas.

El pasado miércoles un hombre moría en Baza al colisionar el vehículo en el que viajaba contra un poste eléctrico. Su fallecimiento se unía al de otro motorista de 39 años que sufrió una caída el jueves de la semana anterior un accidente mortal cuando circulaba por el kilómetro 164 de la A-44, a la altura de Lecrín, y al fallecimiento de las otras dos personas que perecieron en el kilómetro 162 de la A-7, a la altura de Salobreña y en dirección Málaga, en un accidente que se produjo el pasado martes por la tarde y en el que resultaron heridas otras tres personas, entre ellas una bebé de tan solo 18 meses.

Hay que tener en cuenta que hasta hace diez días en Granada sólo se había producido una muerte por siniestros de tráfico en lo que llevábamos de año. Con el motorista de ayer el número total de decesos en 2019 se eleva a seis. Tanto enero como febrero se cerraron sin accidentes mortales en las carreteras granadinas. Pero sí habría que contabilizar también el atropello mortal sufrido por un ciclista a finales de febrero en el entorno del Palacio de Deportes de Granada, que fue arrollado por un autobús y que eleva la cifra a seis personas muertas por incidencias de tráfico en lo que va de 2019.

Cabe recordar que 2018 se cerró con 21 personas fallecidas en siniestros ocurridos en la provincia, dos menos que en 2017. En estos accidentes, una de cada dos muertes que se registró se produjo por distracciones al volante. Fue ese uno de los datos más relevantes del balance de siniestralidad en las vías durante 2018.