La Costa pide ayuda al Gobierno para arreglar las playas dañadas antes de Semana Santa

La escollera del parque acuático Aquatropic en la playa de Velilla de Almuñécar. /JAVIER MARTIN
La escollera del parque acuático Aquatropic en la playa de Velilla de Almuñécar. / JAVIER MARTIN

Costas no compromete intervenciones hasta el verano mientras que la Junta anuncia que el lunes estudiarán ayudas para las zonas afectadas | En Granada son Motril, Almuñécar y Castell de Ferro

MERCEDES NAVARRETE ALMUÑÉCAR.

Los Ayuntamientos de Almuñécar, Motril y Castell de Ferro han pedido a la Dirección Provincial de Costas ayuda para borrar las huellas que el temporal ha dejado en sus playas de cara a la próxima Semana Santa. El inoportuno temporal de levante, a las puertas de la primera gran cita turística del año, ha provocado daños en todo el litoral andaluz y en el caso de Granada se ha cebado con la playa de Poniente de Motril, que seguía ayer inundada, con Castell, que ha sufrido destrozos en el paseo y pérdida de arena y con cuatro playas de Almuñécar (Velilla, Cotobro, Marina del Este y Peña Parda) a las que el mar ha asestado un buen bocado.

Mientras Motril pedía a Costas que apoye con su maquinaria pesada los trabajos que han iniciado en Poniente con medios municipales, Almuñécar y Castell seguían preparando ayer un informe de daños para remitirlo al Servicio Provincial de Costas y solicitarle igualmente que apoye a los ayuntamientos con trabajos de emergencia.

Pero desde el Gobierno no confirmaban ayer que esta ayuda vaya a llegar para antes de Semana Santa. Todo apunta a que los Ayuntamientos tendrán que hacer lo que puedan con sus medios de cara a Semana Santa mientras que el Gobierno central retrasará su intervención hasta la campaña de verano. Así ha sido en los últimos ejercicios. El pasado año, concretamente, justo a las puertas del verano, el Gobierno realizó obras de emergencia por valor de 1.120.000 euros que permitieron trasvasar y aportar arena a las playas de Granada y La Cagaílla, en Motril y Salobreña y recolocar la escollera en las estructuras de defensa del paseo marítimo Reina Sofía, en Almuñécar.

Fuentes de Subdelegación del Gobierno se limitaron ayer a señalar que los técnicos de Costas van a estudiar los destrozos en todo el litoral granadino y que prepararán una intervención acorde, aunque no precisaron la fecha.

Sin embargo desde la Junta de Andalucía sí lanzaron ayer un balón de oxígeno a los ayuntamientos de todo el litoral andaluz que han sufrido daños en sus playas. El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, anunció ayer en Sevilla que el Gobierno andaluz estudiará «a partir del lunes» los daños que ha provocado el temporal «a fin de articular ayudas para que el impacto sea el menor posible» de cara a la Semana Santa.

Estarán muy pendientes de estas ayudas en Almuñécar, donde el concejal de Playas, Luis Aragón, expresaba ayer su preocupación por los daños de Velilla, Peña Parda y Cotobro que han sufrido una fuerte regresión. En una longitud de más de 200 metros de la playa de Velilla podían verse ayer grandes piedras al descubierto y en similar situación están las otras dos.

Sin embargo el tema que más preocupa en Almuñécar son los daños que ha vuelto a sufrir la ya de por si maltrecha escollera de Velilla, a la altura del parque acuático Aquatropic. Su situación cada vez es más peligrosa. El Ayuntamiento lleva años llamando la atención al Gobierno sobre el riesgo que supone el daño en esta escollera, sin conseguir que se actúe.

«Teníamos los informes favorables de Costas en Granada pero en Madrid consideran que es la empresa concesionaria del parque acuático la responsable de arreglarlo», explicaba Aragón. También Cotobro en Almuñécar y Marina del Este y Peña Parda en La Herradura han sufrido un gran bocado del mar. «Habrá que ver una vez pase el temporal si se estabiliza la situación y el mar devuelve la arena pero ahora mismo están muy dañadas», asumía ayer Aragón.

PSOE y PP se enzarzan por la falta de inversión en el litoral

La playa inundada de Motril y las de Almuñécar y Castell llenas de piedras por el temporal de levante sirvieron ayer a PSOEy PP de escenario para una nueva bronca política. En este caso fueron los socialistas los que lanzaron la primera piedra al culpar al Partido Popular de los daños que han sufrido las playas, que en su opinión son consecuencia del «parcheo» y «el abandono inversor de los siete años de Gobierno del PP».

La coordinadora del Grupo Parlamentario Socialista, Elvira Ramón, denunciaba así «la incapacidad del Gobierno de la derecha durante las últimas legislaturas de poner sobre la mesa medidas permanentes y eficaces» para proteger las playas y evitar los destrozos de los temporales.

Desde el PP le respondía horas después el candidato al Congreso de los Diputados por Granada, Carlos Rojas, calificando las declaraciones de la socialista de «oportunistas y desafortunadas». «Denotan cierto nerviosismo ante la llegada de las elecciones generales, por no haber movido un solo dedo desde que están en el Gobierno central para mejorar las playas del litoral», esgrimía Rojas, que sacó pecho de la gestión popular y de la redacción del Plan estratégico de protección del litoral que prevé catorce espigones.

También Ciudadanos valoró ayer la situación de las playas y reclamó los espigones de defensa. «Un terremoto de la misma intensidad puede suponer la destrucción de todo el país en Haití y un sencillo temblor de tierra en Japón. La prevención es vital para contener los efectos devastadores de los temporales», señaló el diputado Luis Salvador.