La Costa se libra en los juzgados de 52 multas por no depurar el agua en algunos municipios

Inauguración de la depuradora de Albuñol, el pasado mes de julio. /R. A.
Inauguración de la depuradora de Albuñol, el pasado mes de julio. / R. A.

Los pleitos se ganan siempre porque es la Junta la que denuncia y es la misma administración que debería hacer las depuradoras que faltan

Laura Ubago
LAURA UBAGOGranada

La Junta es la encargada de construir las depuradoras en los pueblos del litoral granadino y es, a su vez, la administración que multa a la Costa por no tener depuradoras: una situación kafkiana y hasta graciosa si no fuera porque consume recursos y no lleva a nada.

La Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical es la responsable de la red pública de abastecimiento y saneamiento y la que pleitea hasta conseguir anular estos expedientes sancionadoras que llegan de manera recurrente.

Esta curiosa situación la gestionan como un trámite más y la superan siempre con el mismo argumento: cómo puede multar la Junta por algo que es de su competencia. Pues se da. Y por ahora no existe la fórmula para que dejen de llegar esa cascada de multas por algo de lo que la Costa no tiene la culpa.

El presidente de la Mancomunidad, Sergio García Alabarce, indica que estas multas que nunca llegan a nada no les suponen un conflicto con la Junta, pero sí una pérdida de tiempo que llega hasta los juzgados, porque de cada sanción se acaba celebrando un juicio. Además, primero les cobran el dinero de la infracción que puede ser hasta de 15.000 euros y después se lo devuelven, cuando ganan el proceso.

De 2011 hasta ahora –ocho años– la Junta ha puesto a la Mancomunidad 52 sanciones. Se han ganado todas las que se han recurrido. Y ahora se empezarán a alegar sobre las de 2018 que son cuatro.

Las multas surgen de inspecciones periódicas que hacen a los municipios: dos al año a los grandes y una a los pequeños. Y siempre llegan. Y siempre se terminan quitando. García Alabarce explica que es la Junta que la debe hacer las depuradoras de la Costa que es una comarca en la que se depura ya en casi todos los puntos. Y en los que no, se está redactando el proyecto o está en cartera hacer la depuradora, por lo que es algo que se combate.

Es más, en el litoral granadino se le ponen las cosas fáciles a la Junta porque es la Mancomunidad la que encarga los proyectos o gestiona las expropiaciones para preparar los suelos para las depuradoras.

En los pueblos en los que no hay depuradora ni colector, la Mancomunidad tiene unos puntos autorizados de vertidos que se quedaron antiguos en el 2000 con una nueva normativa y que la Junta no actualiza porque no cumplen los requisitos. Así que es imposible no verter ahí. Este es un tipo de multa, la otra es por sobrepasar en algunos puntos que sí están vigentes los niveles que exigen, que también se han quedado cortos y escasos para las necesidades.

Según apuntan desde la Mancomunidad, estas sanciones son, por tanto «inevitables» y la Junta las pone para cumplir a su vez con la normativa europea, aunque sepan que es su competencia hacer depuradoras.

Las multas eran por pueblos como Albuñol que tiene ya depuradora desde el verano y que ya se sale de esta lista de multados.

Molvízar, Ítrabo, Lújar, Jete, Polopos o Rubite seguirán siendo los protagonistas de este rosario de sanciones, aunque en todos se va avanzando.

Durante estos cuatro años se ha terminado la depuradora de Albuñol, se está construyendo ahora el colector de Molvízar para llevar el agua hasta Lobres y el proyecto de Jete, Otívar y Lentegí se ha terminado. «Además vamos a contratar la redacción del proyecto de Castillo de Baños, los Yesos, la Mamola, Melicena», apunta el presidente de la Mancomunidad, Sergio García Alabarce.

García Alabarce expresa que la comarca de la Costa está muy avanzada en la depuración de sus aguas aunque aún queden puntos por conectar como Ítrabo, Polopos, Sorvilán, Lújar o Rubite. La Mancomunidad seguirá velando por que se hagan estos proyectos por parte de la Junta de Andalucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos