El 'milagro almeriense' nació en Carchuna

Imagen de los 'alumbradores' que sacaban el agua de pozos en aquel secanal. /
Imagen de los 'alumbradores' que sacaban el agua de pozos en aquel secanal.

Investigadores de la UAL estudian el origen de estos pioneros que con trabajo y revolucionarias técnicas lograron hacer de un páramo baldío la 'California' de Europa | La Costa de Granada y la Alpujarra aportaron la mayoría de los emigrantes agrarios que colonizaron el Poniente de Almería en los años Sesenta

M. NAVARRETE MOTRIL

El fenómeno de la agricultura intensiva en el poniente almeriense ha sido objeto de centenares de estudios, desde perspectivas agrarias, económicas... Pero hasta ahora, nunca se había profundizado en el origen histórico y poblacional de este fenómeno, en quiénes fueron sus protagonistas, los primeros agricultores que transformaron en un mar de plásticos y un motor de riqueza lo que en los años Sesenta del pasado siglo era un terreno baldío.

Tres fases

LA INVESTIGACIÓN

Primera fase. Comenzó el pasado mes de marzo y finalizará en marzo de 2015. Está centrada en los primeros emigrantes que poblaron en los años Sesenta las comarcas del Poniente.

Segunda fase. La segunda etapa, hasta finales del año que viene 2015, se centrará en el estudio de la emigración en la comarca del Levante, Almería capital y Níjar.

Tercera. Abordará 'Las modernas oleadas migratorias a las comarcas del Poniente y levante desde 1990 a 2015. La idea es realizarla entre enero y junio de 2016.

Exactamente era una extensión de 660 kilómetros cuadrados de tierra deprimida, subdesarrollada y prácticamente deshabitada que apenas se utilizaba como refugio estacional de la ganadería trashumante que descendía de las Alpujarras o la sierra de Gádor. Atraídos por el barato precio de la tierra y empujados por la ilusión de procurarse una vida mejor, miles de colonos de las comarcas vecinas -principalmente de la Costa de Granada- fueron llegando a aquellas tierras en distintas oleadas y con su trabajo, sudor, y pioneras técnicas agrarias, lograron ir transformando aquel páramo, propio de las películas del del lejano oeste, en una próspera tierra agrícola.

«Hay una gran laguna sobre los artífices del milagro agrario almeriense», explica el catedrático de Geografía y Humanidades de la Universidad de Almería, Fernando Fernández, cabeza visible de un grupo de investigadores de la Universidad de Almería que se ha propuesto llenar esa laguna con un estudio que desvele quiénes fueron aquellos colonos que impulsaron la llamada revolución agraria de la comarca del Poniente. De qué municipios salieron, cuáles eran sus profesiones, donde fueron fijando sus residencias, qué estudios tenían, cuantos miembros tenían las familias... Quieren saberlo todo.

Por ejemplo, es conocido que en 1973, después de la fatídica tormenta que arrasó Albuñol, vecinos que lo habían perdido todo -sus explotaciones, sus casas...- se marcharon al poniente almeriense a tratar de empezar de nuevo en esta tierra barata. Ahora este estudio pretende documentar todas estas oleadas de emigrantes que tuvieron como origen puntos como la Costa y la Alpujarra granadinas.

Para Fernández, es una forma de «saldar la deuda histórica» con estos pioneros agrarios «que llegaron dispuestos a buscarse la vida más dignamente en estos nuevos espacios almerienses y de los que apenas nada se sabe». «Estas primeras personas fueron los auténticos artífices del llamado 'milagro agrario' del poniente almeriense. Más que un milagro divino en si mismo fue una auténtica odisea de trabajo, esfuerzo, tesón e inteligencia colectiva de estos primeros hombres y mujeres la que transformó aquellos eriales vacíos del antiguo campo de Dalias en la actual pequeña california europea del Poniente almeriense», explica el catedrático de la UAL, que es granadino. Aunque la investigación está en una fase inicial, ya está comenzando a obtener resultados significativos extraídos de una primera base de datos elaborada en función de los padrones del municipio almeriense de Roquetas de Mar de los años 1970, 1975 y 1980.

Los investigadores han realizado una serie de tablas estadísticas sobre los flujos de emigrantes que en estos 15 años llegaron al poniente y la primera gran conclusión que reflejan es el enorme peso que tuvo la Costa de Granada en este 'milagro almeriense'. «El hecho más relevante del primer avance de este estudio es que los primeros emigrantes que colonizaron el campo de Dalías no procedían exclusivamente de las Alpujarras almeriense y granadina. Sorprendentemente, el ámbito territorial de donde procedieron las sucesivas oleadas de emigrantes en los años Sesenta, Setenta y Ochenta hacia la comarca del Poniente fue mucho más extenso de lo que se creía y abarca comarcas de Almería pero más aún de Granada, Jaén, Málaga y en menor cuantía Murcia», apunta Fernández. Concretamente, en esta primera 'cata', para la que se han utilizado los datos de los padrones de Roquetas, se constata que los flujos más importantes de emigrantes partieron de la Costa granadina, principalmente de Calahonda y Carchuna.

De hecho, según el investigador, aquellos colonos que salieron del Llano, se llevaron al poniente almeriense -además de muchas ganas de prosperar- la técnica del enarenado, que ya se practicaba en Carchuna y que fue un avance fundamental para el éxito de aquellos cultivos, junto a las técnicas de cubrimiento de las explotaciones. La Alpujarra granadina, Guadix y en menor medida la Vega de Granada también aportaron a algunos de los padres de este 'milagro' agrario.