La capital obligará a llevar la pegatina de la DGT a partir del próximo verano

Contaminación en Granada. /RAMÓN L. PÉREZ
Contaminación en Granada. / RAMÓN L. PÉREZ

El área municipal de Medio Ambiente prepara una ordenanza en la que se contemplará restringir el tráfico en el Centro si se elevan los niveles de contaminación

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada está ultimando una ordenanza con la que pretende obligar a llevar la pegatina medioambiental de la Dirección General de Tráfico a partir del próximo verano. El expediente municipal también contemplará restringir el tráfico en el Centro de la capital en el caso de que se eleven los niveles de contaminación.

Según un documento interno del área, al que ha tenido acceso IDEAL, la intención de la concejalía es proponer a la Junta de Gobierno Local la «anticipación de medidas» relacionadas con los vehículos, que deberán llevar «en la forma indicada legalmente y antes del 30 de junio de 2019, el distintivo de la DGT de clasificación en función de su capacidad contaminante con objeto de que, en caso de superación de los valores límites de NOx, previa declaración municipal de la circunstancia, se considere prohibido el acceso a la Zona Centro Ampliada» para los vehículos tipo B, C o sin pegatina. Estarán dentro de este Centro 'ampliado' todas las calles que se encuentre dentro de la 'U' que forman Severo Ochoa, Camino de Ronda y Ribera del Genil hacia el Centro. Además, en el supuesto de que active este protocolo de contaminación no se podrá superar «la velocidad de 30 kilómetros por hora en ninguna de las vías de la ciudad».

¿Qué coches deben llevar la pegatina de la DGT?

Los vehículos de gasolina matriculados después del año 2000 y los de diésel a partir del año 2006.

¿Qué pasa si tengo un vehículo más viejo?

Los vehículos de gasolina anteriores al 2000 y los diésel matriculados antes de 2006 no tiene derecho a etiqueta. Esto a día de hoy no es un problema en Granada, pero en un futuro se les restringirá la circulación por la ciudad.

¿Qué etiqueta me corresponde?

Hay cuatro etiquetas de la Dirección General de Tráfico, en función del grado de contaminación del vehículo. La mejor valorada es la '0' –vehículos eléctricos y algunos híbridos–, luego se sitúa la 'ECO' –vehículos híbridos y de gas–, después están situado los 'C' –vehículos de gasolina posteriores a 2006 y diésel matriculados a partir de 2014– y los 'B' –vehículos de gasolina posteriores a 2000 y anteriores a 2006 y diésel matriculados a partir de 2006 y anteriores a 2014–.

¿Será obligatorio el uso de esta etiqueta en Granada?

A partir del 30 de junio de 2019 será obligatorio. El objetivo de esta medida será identificar fácilmente a los vehículos en el supuesto de que haya que activar un protocolo contra la contaminación como el de Madrid para restringir el acceso al Centro de la ciudad o incluso a todas las vías del término municipal para reducir los niveles de contaminación.

También, la intención del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada es incrementar las vías conocidas como 'Zona 30', en las que la velocidad máxima de circulación de todo vehículo, salvo emergencias y servicios públicos, es de 30 kilómetros por hora. Al respecto, el concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid, ya contó en agosto en declaraciones a IDEAL que llegará el momento «en que tendremos que restringir los vehículos de combustible fósil (gasolina y diésel) y no podrán circular por la ciudad. El horizonte es el año 2030, pero lo haremos por etapas y siempre protegeremos al residente».

Entre las medidas relacionadas con los vehículos se incluye también la prohibición del acceso a la Zona Centro Ampliada a partir de 2020 a vehículos de gran tonelaje de transporte de mercancías o materiales, previa determinación de los criterios por parte del área de Movilidad. De otro lado, los vehículos de turismo dedicados a la actividad del transporte de personas –taxis y vehículos de transporte concertado (VTC)– dispondrán del distintivo ambiental '0' o 'ECO', salvo para los vehículos que estén ya en circulación para los que se definirá un régimen transitorio. También, en las próximas ordenanzas fiscales está prevista la bonificación de los vehículos menos contaminantes y la rehabilitación energética de viviendas y edificios para sustituir las calderas que no sean de gas por las de este combustible, que es más 'amable' con el medio ambiente. Además, se ha remitido a los delegados territoriales de Medio Ambiente y de Agricultura escritos instándoles a prohibir la quema de residuos agrícolas en la Vega de Granada y se ha dictado instrucción para evitar la difusión de polvo derivado de las obras de demolición.

Grupo de expertos

A día de hoy, en el consistorio se esta trabajando en el desarrollo del Plan de Mejora de la Calidad del Aire, que incluye la creación, el pasado mes de enero, del Grupo de Valoración de la Calidad del Aire de Granada con las funciones de «analizar la situación de la contaminación por humos y partículas con la periodicidad que técnicamente sea recomendable y proponer la adopción de medidas en los casos de superaciones de los límites establecidos legalmente conducentes a reducir o eliminar sus causas». La preocupación del Ayuntamiento de Granada por los índices de contaminación ambiental «es creciente» y el hecho de que no desciendan los niveles de agentes contaminantes por la acción humana añadido al efecto del clima y la orografía de Granada «nos esta situando en una posición que preocupa y obliga a adoptar medidas inmediatas».

También se han iniciado los trabajos para determinar qué zonas de la ciudad son susceptibles de someterse a riegos periódicos por generar mayor difusión de partículas. Para ello se ha solicitado a la dirección de la empresa Inagra que proceda a evaluar los espacios a tratar periódicamente y se ha iniciado el procedimiento para la compra de equipos para la obtención de datos en vía pública, «así como de pantallas, que ya están funcionando, para la difusión de los datos obtenidos y de mensajes de concienciación a los ciudadanos».

El área de Medio Ambiente es consciente de que los trámites necesarios, tanto técnicos como jurídico-administrativos, para poner en funcionamiento algunas de estas medidas son largos y por este motivo los técnicos de este área ya están trabajando en esta nueva ordenanza ambiental dedicada especialmente a la reducción de la contaminación del aire por humos y partículas. También está previsto establecer por parte de la Policía Local un control ambiental de vehículos, verificando los aspectos que puedan afectar a la contaminación del aire, tales como los neumáticos, la carga, la velocidad o la ITV.

 

Fotos

Vídeos