El bipartito salva su primer pleno en el Ayuntamiento de Granada con la única oposición de Vox

Onofre Miralles, portavoz municipal de Vox,/PEPE MARÍN
Onofre Miralles, portavoz municipal de Vox, / PEPE MARÍN

Los de Onofre Miralles se desmarcan por completo del equipo de gobierno en un pleno muy trabado que anuncia la dureza del mandato

PABLO RODRÍGUEZGranada

Partido Popular y Ciudadanos han salvado su primera prueba de fuego real, la aprobación de la estructura de gobierno con la que dirigirán los designios de la ciudad durante los próximos años. El bipartito ha conseguido el apoyo de PSOE y Podemos IU y se ha encontrado con el único rechazo de Vox, que ha cumplido con lo prometido semanas atrás y ha evidenciado su paso a la oposición votando en contra de todos los expedientes.

El gobierno de Luis Salvador y Sebastián Pérez ha conseguido sacar adelante su propuesta de organización de los llamados niveles esenciales, una estructura clave en el funcionamiento de las concejalías. En concreto, PP y Cs dispondrán de nueve coordinadores generales y ocho directores generales con un coste total de 398.785 y 299.594 euros respectivamente.

Esta cuestión, que ha sido objeto de duro debate en el pleno, ha posibilitado el apoyo de Podemos IU al bipartito, toda vez que ha permitido a la coalición cumplir su compromiso de que su estructura costara menos que la de la corporación anterior. El PSOE, por su parte, ha alertado sobre el sobrecoste que suponen, a su juicio, las siete tenencias de alcaldía; aunque después, durante la votación, ha apoyado la propuesta «en defensa de la ciudadanía».

Vox, que ha denunciado que el equipo de gobierno no le había trasladado los datos «si no dábamos el sentido del voto» en una reunión previa entre portavoces, ha justificado su oposición evidenciando que, en términos absolutos, supone «un coste mayor» que en el mandato anterior.

La representación en entidades, fundaciones y empresas participadas también ha sido validada por los corporativos. El PP y Cs han introducido enmiendas durante la sesión para aumentar la participación del PSOE en Granada Educa, Granada para la música y Emucesa, tres peticiones que ayer realizaron los socialistas al considerar que no se respetaba el criterio de proporcionalidad.

Las retribuciones de los propios corporativos también han sido objeto de debate. Podemos IU ha alertado de la subida de 27.000 euros que suponen las tenencias de alcaldía y ha hecho mención a una propuesta de un edil popular, al que el portavoz del grupo no ha identificado, de subida general de las nóminas de los concejales que fue rechazada. Eso ha provocado la intervención del alcalde, Luis Salvador, quien ha manifestado que «nunca se ha puesto sobre la mesa de manera formal« y ha asegurado que desconocía la conversación. La votación se ha saldado con el mismo resultado que en todos los expedientes anteriores, con el apoyo de todos los ediles salvo los tres de Vox.

El pleno, el primero después de la constitución de la corporación, ha sido muy trabado, con constantes alusiones y un tono más alto que el que había dominado las sesiones en el final del mandato anterior. Especialmente tenso ha sido el debate que ha generado el expediente relativo al informe de alcaldía sobre el régimen de organización de los órganos de gobierno, donde PP y Cs habían introducido una mención a la vicealcaldía.

En minoría

PSOE, Podemos IU y Vox han aprovechado la ocasión para evidenciar la fragilidad del ejecutivo, en franca minoría, al coincidir en afear al regidor la mención a un figura que «podría ser objeto de debate». Salvador, por su parte, ha justificado la redacción como un acto de «transparencia». El secretario del Ayuntamiento, por su parte, ha terciado para subrayar que era posible incluir este tipo de referencias en documentos que llegaban al pleno únicamente para dar cuenta.

Otro momento de tensión se ha vivido cuando el portavoz municipal de Vox, Onofre Miralles, ha llamado la atención sobre la firma de uno de los expedientes, que contaba con la seña de Luis Salvador pero venía intitulada con el nombre de José Torres Hurtado. «Nos causa sorpresa, preocupacion e inquietud que se produzca un 'deja vu' cuando no dejan de estar cobijados bajo el paraguas del gobierno principales actores de aquella época llevando Contratacion, Urbanismo o Asesoría Juridica -ha dicho el concejal-. Igualmente manifestamos nuestra inquietud y preocupacion de que el alcalde ni lea lo que firma».

El regidor, por su parte, ha asumido «el error» para asegurar a posteriori que «ningún alcalde se lee los expedientes porque para eso hay personas de la casa». Las declaraciones han provocado el runrún del salón de Plenos y la respuesta rápida del PSOE, que lo ha puesto como uno de los motivos por los que harán una labor de fiscalización y control más exhaustiva del gobierno.

Una vez finalizada la sesión, la corporación se citará nuevamente en septiembre para celebrar el siguiente pleno. Será entonces cuando el mandato abra el calendario de sesiones ordinarias.