El autobús donde viajaban las dos granadinas muertas chocó con un camión parado en el arcén

Estado en el que quedó el autobús./José Luis López Frutos
Estado en el que quedó el autobús. / José Luis López Frutos

La Guardia Civil investiga las causas del accidente y tanto el conductor del autocar como el del vehículo dieron negativo en alcohol y drogas

J. E. P.

Dos granadinas –una vecina de Gójar (67 años) y otra de la capital (70)– murieron ayer en un accidente de tráfico ocurrido a las seis de la tarde en el arranque de la A-44 a la altura de Bailén. Viajaban en un autobús que cubría la línea entre Madrid y Granada con 34 pasajeros a bordo, más el conductor y una azafata. Su transporte chocó contra un camión con matrícula francesa que se encontraba parado en el arcén de la autovía a la altura del punto kilométrico 0,2 en sentido sur. Otras siete personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad. 27 pasajeros, ilesos o muy leves, fueron trasladados para reconocimiento.

El autobús embistió el cajón de carga del camión desde atrás y por el lateral. Los bomberos de Linares confirmaron que como consecuencia del impacto dos personas salieron despedidas del vehículo de transporte de viajeros. Cuando se hizo el recuento las autoridades constataron que les faltaban esas dos personas. Sus cuerpos estaban en el cajón de carga del camión.

La Guardia Civil investiga por qué estaba el camión en el arcén e instruye diligencias que se pondrán a disposición del juzgado de Linares para esclarecer las causas del siniestro. Se sometió a un test de alcoholemia tanto al conductor del autobús como al del camión. Ambos dieron negativo, confirman desde el Instituto Armado.

Las siete personas con lesiones de mayor gravedad fueron trasladadas al hospital San Agustín de Linares. Cuatro sufren fracturas de diversa consideración, sin que en principio se tema por la vida de ninguna de ellas. Otras tres están más leves y sufren contusiones.

Además, los otros 27 ocupantes del autobús (y el conductor del camión) pasaron también por el hospital: 19 por el de Jaén y ocho por el de Linares. Allí se les sometió a un reconocimiento médico para comprobar que no sufrían lesiones que requiriesen su ingreso y se les dio el alta.

El autobús había salido de Madrid a las tres de la tarde. La empresa Alsa informó de que el vehículo siniestrado «era un modelo de última generación matriculado en este año 2018, dotado de los más modernos sistemas de seguridad. Estaba conducido por un conductor experto, de 59 años, habitual de esta ruta y sin historial de siniestralidad. El conductor había pasado satisfactoriamente su último reconocimiento médico en pasado mes de marzo y cumplía con todos los tiempos de conducción y descanso reglamentarios». La compañía informó de que había activado inmediatamente el protocolo establecido para estos casos, y había habilitado el teléfono 900 814 114 para la atención de las víctimas y familiares.

En esos primeros momentos centró todos sus esfuerzos en la atención a los heridos en el hospital de Jaén, donde se había desplazado personal de la compañía, y del resto de afectados en la estación de Granada. Desde la compañía se asegura que se está prestando toda la colaboración precisa a las autoridades «y está a su completa disposición para clarificar todas las circunstancias».

La A-44 estuvo cortada en sentido Jaén varias horas hasta que se pudo abrir al tráfico.

Fotos

Vídeos