Aplazado al 7 de octubre el juicio del crimen del maletero

Entrada en la Chancillería del presunto autor material del crimen./RAMÓN L. PÉREZ
Entrada en la Chancillería del presunto autor material del crimen. / RAMÓN L. PÉREZ

La incomparecencia de una de las defensas provoca la suspensión de la vista

YENALIA HUERTASGranada

La incomparecencia de uno de los abogados defensores ha provocado esta mañana el aplazamiento del juicio con jurado contra Abel M., presunto autor material del crimen en 2016 en una nave de Atarfe de un hombre cuyo cadáver apareció en un maletero en Huelva, y contra sus dos presuntos encubridores.

La vista, cuyo inicio estaba previsto hoy en la Audiencia Provincial de Granada, ha sido suspendida sobre las 11.30 horas, tras serle comunicada al tribunal la ausencia del letrado, quien, según precisaron fuentes del caso, se habría jubilado recientemente.

La víctima de este crimen, Miguel Giménez, mantenía una relación comercial con su presunto asesino, por el cultivo de una plantación de marihuana en la referida nave industrial. Eran amigos de la infancia y antes del suceso habían surgido desavenencias.

Su muerte, según el relato del fiscal, se produjo el 6 de abril de 2016, cuando Abel M. esperó a que Miguel entrara en el lugar, le puso una bolsa de plástico en la cabeza y tras golpearle con un revólver le propinó al menos seis disparos. Luego, presuntamente, los otros dos acusados, Eric J. y José D., picaron el suelo para eliminar los restos de sangre de la víctima, cuyo cuerpo sin vida fue conducido en el maletero de su vehículo hasta la provincia onubense. Allí fue encontrado por la Policía.

Por estos hechos, la fiscalía solicita 18 años de prisión para Abel M. por un delito de asesinato y tres años de prisión para los dos acusados por el delito de encubrimiento de asesinato.

Las fuentes consultadas precisaron que las tres defensas solicitan la libre absolución, mientras que la acusación particular reclama la prisión permanente revisable por el crimen y dos años por tenencia ilícita de armas tanto para Abel M. como para el acusado José D., si bien plantea como pena alternativa para ambos 25 años de prisión por el asesinato y dos por la tenencia ilícita del revólver. Para el tercer acusado pide tres años como presunto encubridor.