Una sentencia devuelve Casa Ágreda al Ayuntamiento de Granada

Una sentencia devuelve Casa Ágreda al Ayuntamiento de Granada

El alcalde quiere instalar el Museo de la Ciudad en este edificio | Tras años de pleitos judiciales, la ciudad ha recuperado las llaves del histórico inmueble

PABLO RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento de Granada ha recuperado por fin la propiedad de la Casa Ágreda, el histórico edificio del Bajo Albaicín que ha sido objeto de un largo proceso judicial. El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, ha anunciado esta mañana que la ciudad vuelve a tener las llaves del edificio, que hace años, bajo el mandato de José Torres Hurtado, fue vendido a una oenegé, una operación que fue revocada después y se denunció en los tribunales.

En la sentencia, el juez declara la resolución del contrato que unía el edificio a Aide Federation, entidad con la que el equipo de gobierno de Torres Hurtado había llegado a un acuerdo de cesión con opción de compra, y obliga al Ayuntamiento a devolver los 314.600 euros de fianza adelantados por la oenegé más intereses.

Asimismo, condena a la demandada al pago de los daños y perjuicios patrimoniales causados por el deterioro sufrido por el inmueble como consecuencia de la falta de rehabilitación, así como la depreciación que haya sufrido una casa que está protegida como Bien de Interés Cultural.

El proceso se inició en mayo de 2016 después de que el área de Urbanismo comprobara que no se estaba cumpliendo el contrato. El Ayuntamiento esgrimía, entre otras razones, que la entidad no había hecho frente a sus compromisos en materia de restauración del edificio, algo que estima el magistrado. La oenegé se había comprometido a ejecutar obras de rehabilitación por un valor de casi 5 millones de euros en el plazo de dos años, algo que finalmente no se llevó a cabo. Según la sentencia, «no es que nos encontremos ante un mero retraso, sino que resulta que Aide no está dispuesta o preparada para iniciar la obra si no se inscribe el derecho de opción de compra».

Para el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández, se trata de una noticia «muy positiva» para la ciudad. «Restituye la propiedad a Granada y viene a poner orden a la batalla para recuperar un bien que estaba en manos de una entidad que nadie conocía».

«Nos sorprende que esto se malvendiera al primero que pasaba por aquí y que se hiciera para poner remedio a una deuda, la del LAC, que hoy sabemos que va ya por diez millones de euros», ha dicho el concejal, que ha señalado el caso como otro «desaguisado» más proveniente del anterior ejecutivo municipal que resuelve el actual equipo de gobierno.

El alcalde ha anunciado también esta mañana que este edificio es el lugar elegido por su equipo de gobierno para ubicar el futuro Museo de la Ciudad. Se encontraría así un uso para el inmueble, que lleva años vacío, y al mismo tiempo una sede para el ansiado espacio cultural, una reivindicación histórica a la que la ciudad no terminaba de encontrarle sitio.