La Aemet advierte del frío que llega a Granada el martes y el miércoles

Frío en Granada. /A. AGUILAR
Frío en Granada. / A. AGUILAR

Las temperaturas irán subiendo paulatinamente conforme avance la semana

Á.L.

La que empieza es, en término estrictos, una semana puramente otoñal para Granada. Porque según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el tiempo que se espera para la ciudad de la Alhambra será así. De contrastes entre días lluviosos, incluso nevados, y más fríos con otros con mejor tiempo y cielos algo más despejados.

Para el martes no se esperan ni nieve ni precipitaciones, esto es, cambia el tiempo en este aspecto respecto al lunes, pero las temperaturas se mantendrán igual de frías. De hecho, la mínima bajará hasta los 3 grados pese a que el cielo estará principalmente despejado salvo por algunas nubes matinales que pueden descargar chubascos débiles y aislados a lo largo de la mañana. Para el resto del día se espera más estabilidad.

Prevision de las temperaturas para Granada.
Prevision de las temperaturas para Granada. / AEMET

Lo mismo que sucederá este miércoles: la previsión habla de una mejora paulatina de las temperaturas acompañadas de un cielo mucho más despejado. Aunque sin descartar la posibilidad de precipitaciones en forma de lluvia y nieve sobre la segunda mitad del día. El mercurio alcanzará los 18 grados de máxima y se quedará en 3 de mínima.

La mejora de las temperaturas se materializará el jueves llegando hasta los 20 grados de máxima y subiendo hasta los 8 de mínima. Pero en lo relativo al tiempo como tal, la jornada será más desapacible. Se esperan precipitaciones con cierta abundancia hacia el final del día y no se descarta nieve a partir de los 2.000 metros.

El fin de semana empezará siguiendo la tendencia del jueves. Es decir, lluvias con relativa fuerza durante el día y con la cota de nieve incluso por debajo. Sobre los 1.800 metros. Lo que también bajarán serán las temperaturas, aunque de manera aislada con respecto al resto de días. Porque para el viernes se espera una máxima de 16 y una mínima de 6.

Y decimos que de manera aislada porque nada tiene que ver con lo que pasará el sábado. En el penúltimo día de la semana las temperaturas volverán a subir hasta los 20 grados y la cota de nieve subirá por encima de los 2.500 metros. De hecho, en principio no se esperan precipitaciones salvo de manera aislada y débil.

Situación similar a la que se vivirá el domingo. Aunque en la jornada dominical el tiempo será aún más estable. Pudiendo incluso llegarse hasta los 23 grados de máxima y rozando los 10 de mínima, lo que indica que el cielo estará especialmente despejado. No se descarta nieve en Sierra Nevada aunque solo a partir de 2.800 metros de altitud.