Vox amaga con bloquear el pleno de organización del Ayuntamiento de Granada

Onofre Miralles, en el pleno de investidura./PEPE MARÍN
Onofre Miralles, en el pleno de investidura. / PEPE MARÍN

El líder de Vox, Onofre Miralles, anuncia que no acudirá al pleno de organización del Ayuntamiento

Javier Morales
JAVIER MORALES

El líder de Vox en la capital, Onofre Miralles, no asistirá al pleno de organización ni facilitará la creación de la alcaldía para Sebastián Pérez, aunque abrió la puerta a sus compañeras Beatriz Sánchez y Mónica Rodríguez «para que se sientan libres de tomar la decisión que consideren». Así lo relató a través de Twitter, en un hilo en el que criticó el «sensacionalismo impropio de la política que necesita Granada». «Debemos estar por encima de egos y los cambios de cromos de Cantarriján, frivolidades ni una», dijo.

Según el acuerdo de gobierno detallado el jueves por Partido Popular y Ciudadanos, Sebastián Pérez será vicealcalde, una figura que aún no existe y que requerirá cambios en el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Granada. Para ello, es necesaria la mayoría y, por tanto, el apoyo de Vox, PSOE, Podemos IU o bien la abstención del PSOE.

«Estoy en desacuerdo con al estructura del gobierno del señor Luis Salvador, en primer lugar porque se han incumplido cuestiones pactadas. En segundo lugar porque no puede ser la primera decisión de un gobierno nombrar más generales que cabos. En tercer lugar, porque han desaprovechado el talento de Vox Granada, una farmacéutica, un ingeniero y un abogado, tres profesionales en política», agregó Onofre Miralles. A través de la red social adelantó que «como primera medida de ahorro del nuevo gobierno» comunicará a secretaría que «ahorre» las copias de su documentación para el pleno de organización, pues no acudirá.

En opinión de Miralles, el reparto de áreas permite «tapar las chorizadas del anterior gobierno del PP« en lugar de mirar »por una Granada para el futuro«. Califica de «circo» lo que está sucediendo en torno a la creación del nuevo gobierno municipal. Asimismo, canceló la cita con Luis Salvador prevista para el fin de semana: «No soy un tipo fácil de torear. Ya me han dado un pase, no creo que me peguen el segundo».

Por otro lado, la diputada de Vox Macarena Olona ha dicho a través de Twitter que «se acabó el juego de trileros» entre PP y Cs en la capital. «Podréis comprobar que la mayor distancia con nosotros es la lealtad que si mantenemos a nuestros principios y votantes. Si los populares tragan... aquí está Vox».

Ante la negativa de Vox de crear y otorgar la vicealcaldía a Pérez, PP y Cs tendrían que lograr el voto de Podemos IU Adelante para modificar el ROM, o bien la abstención del PSOE. Ambas vías parecen tortuosas.

Los «palmeros» del PP

Y es que el de Vox fue el segundo golpe del día para el nuevo gobierno. A primera hora, el PSOE reiteró el mensaje difundido el jueves: «Cs y PP han decidido usar el ahorro económico llevado a cabo por los socialistas estos tres últimos años para subirse el sueldo sin el menor pudor, en un ejercicio de desvergüenza absoluta y falta de respeto a la ciudadanía». La edil del PSOE Ana Muñoz describió como «esfuerzo titánico» el trabajo para «reflotar la economía, un esfuerzo que en ningún caso estaba destinado para que los que cambian ciudades como cromos se subieran los sueldos». En este sentido, Muñoz anunció que «llegados a este punto» harán todo lo que el ordenamiento jurídico permita para frenar la «tropelía». «Este equipo ilegítimo de desgobierno no va a seguir riéndose de Granada como lo lleva haciendo 15 días», advirtió. Para el PSOE, los ediles de Cs han pasado a ser «palmeros» del PP».

Muñoz hizo balance sobre «los avances económicos de los últimos tres años», señalando como ejemplo «la reducción del coste de los contratos públicos en 5,7 millones de euros, el ahorro en 2 millones en la factura de la electricidad, o la mejora de la recaudación en un 5% desde 2015, todo ello para hacer frente a los 30 millones de euros de sentencias condenatorias de la época del PP».

Por su parte, Miguel Ángel Fernández Madrid, lamentó «la falta de coherencia de Cs», que «hace tres años alababa la decisión del gobierno de Cuenca de reducir las tenencias de alcaldía a dos, para ahora como alcalde elevarlas a siete».