El acelerador busca financiación tras su puesta de largo ante la Unión Europea

Imagen de los terrenos donde se instalará el acelerador de partículas. /RAMÓN L. PÉREZ
Imagen de los terrenos donde se instalará el acelerador de partículas. / RAMÓN L. PÉREZ

El proyecto espera salir adelante con fondos de la Junta de Andalucía, del Estado y de la UE, cuya cuantía aún se desconoce

Rosa Soto
ROSA SOTOGRANADA

La candidatura granadina a albergar el acelerador de partículas inicia la búsqueda de fondos para su construcción tras presentarse formalmente ayer ante el consejo de ministros de la Unión Europea (UE) en el Foro Estratégico de Infraestructuras de Investigación (Esfri, por sus siglas en inglés) que acoge estos días la ciudad austríaca de Viena. La iniciativa espera salir adelante con fondos de la Junta de Andalucía, del Estado y de la misma UE y el siguiente paso en la hoja de ruta es conseguir esta financiación para poder llevar a cabo su construcción.

El director técnico del proyecto, Carlos Alejaldre, aseguró que solamente para su puesta en marcha se requieren entre cuatro o cinco millones de euros, sin tener en cuenta el coste de entre 400 y 600 millones de euros que supone su construcción, prevista a partir de 2020 en los terrenos del polígono tecnológico de Escúzar. Como ya avanzó IDEAL el pasado mes de julio, hay dos partidas de fondos europeos aún por aprobar -una para el ITER y otra para dos proyectos sobre fusión- que incluirían partidas destinables a este acelerador de partículas, conocido como IFMIF-Dones. No obstante, todavía no han trascendido las cifras.

Alejaldre recalcó la importancia de este proyecto tanto para la ciudad como el país, pero también para la UE, que lo clasificó el pasado verano de 'estratégico' para los intereses de los países participantes en el proyecto con el que se pretende encontrar una energía limpia e ilimitada que permita sustituir los combustibles fósiles y cuidar del medio ambiente.

El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, Gerardo Cuerva, felicitó a todas las instituciones y organismos implicados en el desarrollo del IFMIF-Dones, proyecto que catalogó de «el más importante y bonito de Granada en las próximas décadas».

Para poder llevar a cabo esta iniciativa, Cuerva animó al Gobierno central y a la Junta de Andalucía a financiar la mayor parte posible para agilizar su construcción. De este modo, si la mayor parte del presupuesto sale del propio Estado, será más rápida la solicitud de la partida restante correspondiente a los fondos de la Unión Europea. «Hace cinco años no hubiéramos imaginado que estaríamos aquí. Ahora que lo hemos logrado, hay que apostar más todavía para alcanzar el objetivo final», aseveró Cuerva.

El acelerador de partículas IFMIF-Dones pretende ser una planta demostradora de producción eléctrica de fusión, dentro del proyecto del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER) que se está construyendo en el sur de Francia.

El ITER es un reactor experimental en el que se pretende reproducir las reacciones de fusión que tienen lugar en el Sol y otras estrellas con el objetivo de generar energía. El IFMIF-Dones servirá para investigar y desarrollar los materiales con los que se construirán los futuros reactores de fusión.

Para poder llegar hasta la situación actual del proyecto, la candidatura española tuvo que competir con la croata, pero finalmente acabaron fusionando los esfuerzos en una única como opción europea; la candidatura española compite con Japón.

La unión de esfuerzos entre España y Croacia se materializó el pasado 21 de junio, cuando el nuevo ministro de Ciencia, Pedro Duque, escenificó junto a su homóloga croata, Blazenka Divjak, el apoyo del país balcánico al proyecto español.

Una foto importante

Fue la primera foto de un miembro del Gobierno con competencias en materia de investigación mostrando su apoyo a la candidatura. El acuerdo se forjó a finales del pasado año, cuando Croacia -el único país europeo que competía con España por el acelerador- retiró su candidatura y se comprometió a avalar el dossier de Granada. No obstante, Japón podría manifestar su voluntad de hacerse con el IFMIF-Dones, puesto que es la mayor potencia internacional en materia de fusión y ya acoge laboratorios que trabajan en el proyecto.

La participación española en IFMIF-Dones está liderada por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), con la colaboración del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, la Junta de Andalucía, la Diputación y el Ayuntamiento de Granada, entre otros organismos.

Fotos

Vídeos