Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscripción Semestral + 2 Entradas Cine Megarama (valoradas en 13,60euros), ahora por 24'95euros

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

El abuelo de la bebé hallada muerta hace un año en el vertedero culpa a su hija

Fátima A. O., el día del registro de la casa de su padre, en Talará. /Ramón L. Pérez
Fátima A. O., el día del registro de la casa de su padre, en Talará. / Ramón L. Pérez

IDEAL accede a la última declaración del investigado, que sigue preso, como la mamá de la criatura, y compareció en los juzgados hace un mes

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

El 16 de enero del año pasado, apareció el cadáver de una recién nacida en la planta de reciclaje de Alhendín. Había nacido viva y sana, pero, según los datos de la autopsia que trascendieron en su día, presentaba un fuerte golpe en la cabeza. El cuerpecito sin vida de la criatura apareció en la cinta corredera que transporta la basura que descargan los camiones. Lo encontraron unos trabajadores de las instalaciones. Tenía el cordón umbilical cortado y estaba dentro de una bolsa de basura. De las cintas de esa bolsa, los investigadores de la Guardia Civil tomaron muestras. Había ADN de un varón, pero no coincide con el perfil genético del abuelo de la bebé, Miguel A. F., quien sigue encarcelado, al igual que la madre de la niña, su hija Fátima A. O., a quien culpa exclusivamente del crimen.