Los 'microbotellones' no faltan al Día de la Cruz en Granada

De cervezas en el Albaicín./
De cervezas en el Albaicín.

Se concentraron hasta la medianoche por el Centro, el Albaicín y algunos puntos del Realejo. La Policía Local desalojó puntos como San Nicolás o el Huerto de Carlos

JAVIER MORALES

Los 'microbotellones' volvieron a las calles de la capital con motivo del Día de la Cruz. La congregación más multitudinaria fue la de Plaza Larga, que no se limitó a este perímetro y se extendió por las callejuelas del Albaicín, e incluso llegó hasta el mirador de San Nicolás o el Huerto de Carlos.

Tantos jóvenes se llegaron a dar cita en el corazón del Albaicín que, a las seis de la tarde, la Policía Local decidió impedir el acceso a Plaza Larga desde el Arco de las Pesas, Panaderos, calle Agua y cuesta Alhacaba.

En el Centro, los 'microbotellones' se ubicaron junto a las barras, en las plazas Alonso Cano y Poeta Luis Rosales. También hubo fiesta en el entorno de la calle Ganivet y en el Campo del Príncipe. Estos encuentros se extendieron hasta la medianoche.

Hasta las ocho de la tarde, la Policía Local sólo había recibido una decena de llamadas alertando del consumo de alcohol en la vía pública. Más tarde, pasadas las once de la noche se desalojó de jóvenes y turistas el Mirador de San Nicolás, el Huerto de Carlos y poeta Luis Rosales.

Los servicios de limpieza no habían actuado poco antes de la medianoche, cuando la Policía Local trataba de dar por finalizada la fiesta a pesar de la resistencia de los más jóvenes. Pasada la medianoche, el portavoz de la Policía Local refirió a este periódico que a lo largo de toda la jornada hubo "ausencia total de incidentes graves" y reconoció el "desborde" de las fuerzas del orden público por la alta afluencia de gente.

Será a partir de este jueves cuando se haga recuento de las multas por hacer botellón en la calle.