«Soy cofrade, me gusta la Semana Santa y no entiendo que se pongan los palcos tan pronto»

Calle Ángel Ganivet, este jueves, con las tribunas instaladas/
Calle Ángel Ganivet, este jueves, con las tribunas instaladas

Cuatro días después de que comenzara la instalación de las tribunas, los comercios de Ángel Ganivet aseguran que la asistencia a sus establecimientos se ha reducido «sensiblemente»

ANTONIO SÁNCHEZ

En 17 días llegará la Semana Santa, pero los 'daños' colaterales que la salida de los pasos provoca en algunos puntos de la capital no se han hecho esperar. La colocación de los palcos en la calle Ángel Ganivet, que comenzó el pasado lunes y ayer quedaron prácticamente listos, ha provocado un especial malestar entre los comerciantes y vecinos de esta céntrica vía de Granada, que pasará casi un mes con las tribunas de Semana Santa colocadas a las puertas de sus domicilios y negocios. Éstos últimos aseguran que desde que comenzó el montaje, hace cuatro días, se ha reducido «sensiblemente» la asistencia de clientes a sus establecimientos.

Manuel Albendín es el encargado de Farmacia Ganivet. Su crítica va más allá de lo económico. «Esto es un centro sanitario y hay dificultad para que los pacientes puedan acceder a la farmacia. En plena Semana Santa esto se multiplica porque durante las tarde el bullicio de gente provoca que los vecinos piensen que esto es una ratonera y que por aquí no se puede pasar», explica. Albendín recuerda también que en su caso concreto no existe manera de recuperar el dinero que se pueda perder durante estas semanas en los días de procesiones. «No somos un comercio al uso, un bar o una tienda turística», añade.

Cristóbal Munuera gestiona Joyería Cervantes, a escasos metros de Farmacia Ganivet. Al entrar por su puerta pone un ejemplo gráfico: «Tengo un cliente que vino el miércoles y como no pudo hacer una breve parada con el coche se fue. Luego lo vi y me dijo que volvería en unos días en taxi y que como no pudiera pasar no entraría». Munuera asegura que desde la colocación de los palcos hasta su retirada se pierden ventas. «Lo que no se vende no se recupera y en Semana Santa también perdemos ventas», afirma.

El caso de Bea Velázquez es aún más particular. Es empleada en la tienda de zapatos Outlet Mallorca. Se reconoce cofrade, le gusta la Semana Santa, «el ambiente de ver cómo se colocan los palcos», pero admite que no entiende «que se pongan tan pronto». Su argumento lo basa en lo que ha visto a lo largo de la última semana. «Empezaron el lunes y hoy por ayer, jueves están casi montados. Con que lo hubiesen hecho la semana de antes con un turno de trabajo intensivo hubiera bastado», señala. En el caso de su comercio, explica que desde que comenzó la instalación la tienda ha quedado «escondida» y salvo los clientes que acuden «a caso hecho» se ha perdido el «movimiento habitual» por la calle Ángel Ganivet.

Laura Ruiz es una de las responsables de tres restaurantes de Ángel Ganivet: La Castellana, Tinta Fina y Pinot Noir. Su razonamiento es similar al de sus compañeros de persiana, ya que explica que la colocación de las tribunas «nos quita visibilidad, luz y afecta a la hora de cruzar la calle». Además, estos establecimientos tienen que quitar varias mesas por las que anualmente pagan un canon a una comunidad de vecinos, que es propietaria del suelo.

«Nosotros perdemos mucho y lo tenemos comprobado. La Castellana lleva abierta 22 años y llevamos muchas Semanas Santas. Sin los palcos, esta semana era mucho más fuerte de trabajo aquí, pero ahora se colapsa la calle y sobre todo durante las horas de la procesión la gente evita esta zona porque no pueden entrar o salir», argumenta Ruiz.

Noche en Blanco

A pesar de las protestas de los comerciantes de Ganivet, el plazo con el que se comienzan a montar las tribunas de Semana Santa no ha cambiado con respecto a otros años. Sin embargo, sí se ha variado el orden que habitualmente se sigue para la colocación de éstas. El Ayuntamiento de Granada, la Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa y la empresa encargada del montaje, Calero Aguilera Servicios, coinciden al señalar la causa por la que este año se ha empezado por Ángel Ganivet: la Noche en Blanco.

La celebración de este evento cultural a lo largo de este fin de semana contará con varios eventos en la plaza de las Pasiegas y debido a ello se ha optado por cambiar la ruta que habitualmente se sigue para la instalación de los palcos. Ángel Aguilera, portavoz de la empresa de montaje, añade además que la puesta de largo de las tribunas debe pasar una serie de revisiones e inspecciones de seguridad que les obliga a que se instalen con esta antelación.

Los dos organismos y la empresa encargada aseguran además que cuando finalice la Semana Santa la retirada de los palcos se hará en un «tiempo récord», que permitirá su desmontaje en tres días. Aguilera añade que para quitar las tribunas «se cortará la calle Ángel Ganivet, algo que no se puede hacer cuando se instalan».