La calle Ganivet de Granada se viste de Semana Santa entre críticas de los comerciantes

La calle Ganivet de Granada se viste de Semana Santa entre críticas de los comerciantes

La instalación de los palcos ha comenzado 20 días antes del Domingo de Ramos. Los establecimientos de la zona critican que la estructura, que "resta visibilidad", se coloque con tanta antelación

JAVIER MORALES

La calle Ángel Ganivet ha iniciado la cuenta atrás para la Semana Santa. Faltan 20 días para el Domingo de Ramos, pero en la céntrica vía ya han comenzado los trabajos de instalación de palcos. Los operarios colocaron ayer las primeras gradas, pese a las críticas de los vecinos, que el 10 de marzo registraron en el Ayuntamiento un escrito en el que pedían "reducir al mínimo imprescindible los tiempos de montaje de las gradas de Semana Santa en el distrito centro".

Más de una veintena de firmantes de la calle Ganivet y el entorno de la Plaza de las Pasiegas argumentan que las tribunas se colocan con demasiada antelación. Aseguran que estas estructuras han llegado a permanecer en pie hasta ocho semanas entre el periodo previo y posterior al calendario de procesiones. Algo que consideran "innecesario" y negativo para la afluencia de clientela, por la pérdida de visibilidad y las dificultades para acceder a los comercios o cruzar la calle.

Érika Fernández y Ester López, de la cafetería Elda, iniciaron la petición de firmas. "Empezamos a hablar con las vecinas y opinaban lo mismo: en otros comercios asentados tienen el mismo problema". Un inconveniente al que ponen nombre y apellido: "Paredón negro".

El problema afecta también a los locales de la Plaza de las Pasiegas. José Pérez regenta la tienda de tés y especias Medievo, y la de souvenirs Artesanías Pasiegas. Pone el acento en la altura que alcanzan las gradas, "casi tres metros", y el estrecho pasillo que queda para que pasen los compradores: "Ponen una tela negra que dificulta para ver la Catedral y para entrar.

El Ayuntamiento atribuye a una cuestión de tiempo el montaje temprano de las tribunas. Desde el equipo de Gobierno señalaron ayer su "sorpresa", ya que en los últimos siete años no se ha recibido en el Consistorio "ninguna protesta" por este asunto. Ayer aclararon que sí se reducirá a tres días el desmontaje y que de cara a la Semana Santa de 2018 se revisará el protocolo. La concesionaria encargada de armar las estructuras explicó que el montaje ha comenzado por Ganivet porque en Pasiegas tendrán lugar este fin de semana algunas de las actividades de la Noche en Blanco.