El metro prevé pérdidas de tres millones al año en sus primeros cuatro ejercicios

Cuando se ponga en marcha, el metro granadino acumulará antes de su primer lustro de vida cerca de 12,75 millones de euros en pérdidas/
Cuando se ponga en marcha, el metro granadino acumulará antes de su primer lustro de vida cerca de 12,75 millones de euros en pérdidas

Recibirá una subvención parcial para la tarifa final como cualquier servicio de transporte público, por lo que generará un déficit «comedido», según entiende la Junta

DANIEL OLIVARES

La Sociedad Metro de Granada no será un negocio rentable para la Junta de Andalucía. Además del gasto de construcción de la infraestructura -que ya acumula un sobrecoste de casi el doble de su presupuesto inicial-, las previsiones de sus primeros años de funcionamiento que maneja la administración andaluza hablan de que sus costes de explotación generarán una pérdida anual media de más de tres millones de euros en sus primeros cuatro ejercicios. Es decir, cuando se ponga en marcha, el metro granadino acumulará antes de su primer lustro de vida cerca de 12,75 millones de euros en pérdidas.

Es lo que señala el Plan Económico-Financiero del Metro de Granada publicado en el BOJA hace ya cuatro años, en diciembre de 2010. Por aquel entonces se estimaba que el nuevo sistema de transporte entraría en funcionamiento en 2013, por lo que tampoco se descarta que esas cifras, fruto del estudio de viabilidad previo de la administración, varíen y sean mayores o menores en función de la explotación comercial del transporte. En principio, fuentes de la Junta de Andalucía señalaron a este periódico que en las últimas actualizaciones del Plan Económico-Financiero, esas pérdidas «se han reducido significativamente, ya que el actual modelo, una vez cerrada la financiación bancaria, no contempla la entrada en el capital de socios financieros o socios operadores, a los que habría que retribuir», circunstancia que provocaría «un mayor coste financiero aún».

Sin el el plan de viabilidad en su poder

AYUNTAMIENTO DE GRANADA

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), lamentó ayer no contar con el estudio de viabilidad del metro, pese a habérselo solicitado a la Junta y ser una petición «razonable». Torres Hurtado se pronunció sobre este asunto al ser preguntado acerca de las cifras que arrojan el plan económico-financiero elaborado en 2010. «El Ayuntamiento no tiene el estudio de viabilidad, se dice que existe y se dan unas cifras, pero yo no las tengo, no puedo decir más», dijo el regidor.

UPyD dice que «no existe»

Sobre este mismo aspecto, Mayte Olalla, concejala y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, insistió en que el metro de Granada no cuenta con el plan de viabilidad al que obliga la Ley de Contratos del Sector Público, un texto que especifica que, antes de acometerse la construcción de la infraestructura, deben aportarse estudios e informes que hablen de su finalidad y justifiquen la necesidad de la obra, e incorporar también previsiones sobre la demanda de uso y la incidencia económica y social que tendría en su área de influencia.

Ese es, a juicio de la concejala, el auténtico estudio de viabilidad del metro y no el informe parcial difundido por la Consejería de Fomento, que habla únicamente de aspectos financieros. «¿Dónde está ese estudio, por qué el Ayuntamiento dice que va a llevar a cabo una infraestructura de esa envergadura sin conocer esa planificación? Porque ese plan no existe», dijo.

Hacerlo «asequible»

En cualquier caso, para la Junta de Andalucía las pérdidas serán «comedidas o leves» y ajustadas a sus previsiones. De hecho, las cifras no generan alarma ninguna en las finanzas de la administración autonómica porque, como todo transporte público, la prestación del servicio «conlleva una subvención parcial de la tarifa final que paga el usuario, para hacer así más asequible el servicio a los ciudadanos».

Esto ocurre con otros sistemas de transporte público como los autobuses urbanos y los metropolitanos, que reciben una aportación de dinero público por parte de las administraciones para que el precio del billete no se dispare. Desde la Junta recuerdan que también se da esta circunstancia en «cualquier metro de las ciudades españolas dotadas con este sistema de transporte (Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Mallorca, Sevilla o Málaga), en tranvías urbanos o en cualquier servicio ferroviario de cercanías».

Al tratarse de transporte público y no repercutir en el usuario final el coste total del servicio -para hacerlo asequible al ciudadano y fomentar su uso-, la empresa explotadora no cubre con los ingresos comerciales todos los costes (operativos, financieros y amortizaciones). «En todo caso, la estimación para el Metropolitano de Granada es que la práctica totalidad de los gastos operativos sean cubiertos con los ingresos de explotación -venta de títulos de viaje-, de ahí que el déficit sea contenido», detallaron las mismas fuentes a IDEAL.

Por otra parte, aunque en la resolución publicada en su momento en el BOJA, el Plan de viabilidad contemplaba la posibilidad de incorporar socios privados para conformar una sociedad público-privada la que impulsara el proyecto, este criterio fue modificado «en la encomienda de gestión del servicio público del metro de Granada por parte de la Agencia de Obra Pública a la sociedad mercantil Metro de Granada», que fue publicada en el BOJA el 12 de marzo de 2013.

Concretamente, el apartado 8 señala que «para el desarrollo de sus actividades, y habiéndose descartado la licitación de un contrato de gestión de servicio público, se hace necesario completar el objeto social de Metro de Granada SA, habilitándola para la prestación del servicio público como fórmula de gestión directa del mencionado servicio público». De esta forma, la prestación del servicio pasó a ser «objeto, competencia y función propia de Metro de Granada SA».