Paula Echevarría vuelve a cometer el mismo error

Paula Echevarría vuelve a cometer el mismo error

La actriz retoma la costumbre de airear su vida sentimental por las redes con una encendida declaración de amor a Miguel Torres

ARANTZA FURUNDARENA

«Que la salud me acompañe, que del resto me encargo yo». Con este deseo, expresado a través de Instagram, ha comenzado el año Paula Echevarría. Con ese deseo y con un paseíto por Marbella en bici eléctrica, luciendo un bolso cruzado de Yves Saint Laurent cuya imitación seguramente se habrá agotado a las pocas horas en el 'top manta'.

No es un secreto que Paula estrena 2019 enamorada y eufórica. Tanto como para haber tropezado de nuevo en la misma piedra, la de pregonar en las redes sus sentimientos más íntimos y los detalles de su relación de pareja; una costumbre que ya le costó serios disgustos cuando su matrimonio con David Bustamante empezó a hacer aguas. Entonces, en plan Scarlett O'Hara, la actriz poco menos que a Dios puso por testigo de que jamás volvería a airear su vida privada... Pero aquel firme propósito le ha durado, como diría Sabina, lo que duran dos peces de hielo en un whisky 'on the rocks'. Lo ha derretido la pasión que siente Echevarría, a sus 41 años, por el futbolista Miguel Torres, de 32.

«Gracias por buscarme, por querer que confiara en ti, por querer demostrarme que valía la pena, por tu paciencia, por tu esfuerzo, por ESTAR, así en mayúsculas, por sumar, siempre... Por ser amigo, pareja, amante, enfermero, cocinero y lo que haga falta... Por abrir los 1.000 candados que le había puesto a mi corazón, despacio, con cuidado, con hechos, con mucho amor... Estoy TAN orgullosa de ti mi amor! No solo has estado a la altura de las circunstancias, que no eran ni pocas ni fáciles, sino que has estado muy por encima de ellas. Después de lo que me has dado tú este año solo mereces que te quiera con locura el resto de mi vida! FELIZ PRIMER ANIVERSARIO! Te adoro!!!». Y luego: un corazoncito, una flor, un candado, una llave... Y toda la melosa simbología que acredita una 'coladura' amorosa en grado severo.

El mensaje, acompañado por una foto en blanco y negro de Paula y Miguel abrazadísimos y acurrucados en un sofá, lo compartió la 'influencer' hace apenas cuatro días con sus dos millones y medio de seguidores en Instagram y desde allí fue rebotado y difundido a los otros 43 millones de españoles, y parte del extranjero... Pero de sobra es sabido que todo aquél que asoma la cara por la ventanita de internet se arriesga a que le caiga un tartazo y Echevarría no iba a ser menos. La primera, en la frente. Enseguida le llegó, como reacción, un lacónico y cenizo: «Haber cuánto dura ese amor», con falta gramatical incluida.

Atracción fatal

Las bellas palabras de Paula van destinadas a su novio actual. Y solo a él deberían incumbirle. La pregunta es por qué la actriz (supuestamente escaldada por el exhibicionismo conyugal que derrochó junto a Bustamante) ha decidido convertir algo tan íntimo en materia de debate público. La última vez que Echevarría expresó su amor por un hombre a través de las redes fue en enero de 2017, con una foto en la que ella y Busta, con los ojos entrecerrados, estaban a punto de besarse. De eso hace dos años. De manera que el primer aniversario con su novio actual vendría a coincidir con el segundo aniversario del último beso que se dio en público con su exmarido.

Ha llovido mucho desde entonces y ahora el único lugar en el que podemos ver a Echevarría y Bustamante juntos y sonrientes es en un súper de Mercadona, donde algún genio del márketing ha colocado estas navidades el perfume que lleva el nombre de la actriz (9,95€) al lado del que promociona el cantante (6,95€), separados por un tercero denominado 'Pure Attraction'... La foto ha circulado por internet a través de un 'tuit' que ha logrado más de tres mil adhesiones.

Lo último que le faltaba al sufrido Miguel Torres es que la opinión pública se decantara a favor de una reconciliación entre Paula y David. Aparte del esfuerzo que ha tenido que realizar para conquistar el corazón de la actriz y hacer saltar sus «mil candados», el defensa del Málaga lleva un año en silencio, sin actualizar sus perfiles en las redes y, lo que es peor, con un pésimo rendimiento deportivo. A sus casi 33 años (los cumple este mes), ha sufrido un calvario de lesiones, ha perdido la confianza de su entrenador y no ha jugado ni un solo partido oficial en la actual temporada... Desgraciado en el juego, al menos Torres puede presumir de ser más que afortunado en amores.

 

Fotos

Vídeos