«Es como el rigor mortis», dice Bono de su mano herida

«Es como el rigor mortis», dice Bono de su mano herida

Tiene una prótesis en el codo

IDEAL GENTE

El líder de la banda U2, Bono, lleva cinco meses sin poder tocar la guitarra. El irlandés avanza muy lentamente en la recuperación de las lesiones que se produjo en noviembre al sufrir un accidente de bicicleta. El músico circulaba por Central Park cuando se cayó al esquivar a otro ciclista. «Me quedé inconsciente», ha contado el artista. Fue trasladado de inmediato al hospital, donde le diagnosticaron una fractura facial que afectaba al ojo izquierdo y otras tres en el omóplato y el brazo. Fue operado durante cinco horas y tuvieron que ponerle una prótesis de titanio en el codo.

Los médicos confían en que su recuperación será total, pero, de momento, las secuelas persisten. El cantante, que tiene una parte del brazo «entumecida», no puede mover los dedos meñique y anular de la mano. «Es como el rigor mortis», ha dicho a 'The New York Times'. Pese a todo, confía en que «en trece meses» ya pueda doblar las falanges. Fuentes cercanas a Bono, sin embargo, han revelado que siente como si esa extremidad no fuera suya.