El sueño de Iker Jiménez

El sueño de Iker Jiménez

Gargólas, muñecos diabólicos, pinturas rupestres y hasta las caras de Bélmez. Son algunas de las piezas de la exposición de 'Cuarto Milenio', que aterroriza en Madrid

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Como un niño describiendo sus regalos de Reyes Magos, así habla Iker Jiménez (Vitoria, 1973) de la exposición de 'Cuarto Milenio' que está instalada en el Palacio de Linares de la Casa de América de Madrid hasta el próximo 26 de abril. Sus ojos tienen un brillo especial cuando explica a la prensa que el día antes de la inauguración se quedó «hasta las tres de la mañana dando los últimos retoques» a las más de 500 piezas, desde figuras de extraterrestres hasta recreaciones de las damas íberas, que recogen diez temporadas de mitos y leyendas en la madrugada de los domingos de Cuatro. Y no es el único al que el misterio le emociona: la mayoría de las 27.000 entradas disponibles para visitar la muestra se agotaron el mismo día en que salieron a la venta. «Vendimos más que Alejandro Sanz, que también sacaba las entradas de su gira a la venta ese mismo día», bromea el presentador.

La visita empieza con un plato fuerte, la recreación a tamaño real de la casa de las caras de Bélmez. Una copia exacta de la vivienda que se hizo famosa por los rostros que aparecían en el suelo y en las paredes y que iban cambiando con el paso de los años. «Aquí hemos buscado hasta el tapiz original de los años setenta que cubría el sofá. En esa sala el visitante podrá encontrarse en el epicentro de este enigma, contemplando y tocando las reproducciones de esas formaciones y teniendo acceso a los análisis, pruebas, documentos y fotografías de toda la investigación», explica Jiménez.

A esta casa le siguen en el itinerario otras nueve áreas temáticas dedicadas a extraterrestres, zoología misteriosa, clásicos como Nosferatu o El Hombre Elefante, y hasta una réplica del Titanic o de las pinturas de la cueva más profunda de Altamira que, según el presentador de 'Cuarto Milenio', «son los mismos dibujos antropomórficos que se pueden ver en las profundidades de todas las cuevas prehistóricas a lo largo de Europa. Algo que todavía no tiene explicación».

Todas las figuras y representaciones son obra del artista plástico Juan Villa, colaborador del programa. «Si viviera en Hollywood tendría un montón de Oscars, pero es de Valladolid. Le pides una cosa complicada de una semana para otra y lo hace perfecto, ¡Es un genio!». Esta frase cobra todo el sentido cuando se aprecia el trabajo de este artesano al observar detalladamente el horno de bronce con forma de buey con el que se torturaban a personas en la Edad Media o la réplica de la Estirga burlona, la gárgola más famosa de Notre Dame.

Con tanta figura misteriosa, no debe ser fácil el trabajo del vigilante del turno de noche. Durante su ronda nocturna se topará con réplicas de vampiros, de seres extraños o de muñecos diabólicos, como Amabelle, una figura de trapo basada en un modelo real que supuestamente asesinaba a personas bajo el influjo del vudú. Aquí la tienen metida dentro de una jaula de cristal «por si se despierta por la noche», bromea Carmen Porter, copresentadora de 'Cuarto Milenio' y compañera inseparable de Iker, con el que tiene una hija.

«Personaje raro»

Esta exposición era una de las ilusiones de ambos desde que se conocieron en la facultad de Periodismo de la Universidad Complutense y ahora la han podido hacer realidad. «Yo me hacía mis propias revistas cuando era muy niña, de adolescente iba a casas abandonadas a jugar a la Ouija en vez de ir a discotecas. En primero de carrera conocí a un personaje raro, a Iker Jiménez (risas). El misterio nos une hasta tal punto que llevamos veinte años compartiéndolo y eso es un hito». Aquí hasta el edificio, el Palacio de Linares, está envuelto en un halo de misterio. «Nunca se ha realizado una exposición así, en un enclave como este, donde se producen fenómenos extraños desde hace más de un siglo. Sin duda es un aliciente mágico», asegura Jiménez, que pese a su trayectoria se define como «una persona muy miedosa».

La muestra se complementa con 'Las noches de misterio con Iker Jiménez'. Dos veladas que tendrán lugar los días 23 y 24 de abril y en las que el presentador compartirá con los asistentes aspectos poco conocidos de su experiencia como divulgador. «Mi don es transmitirle a la gente con mi entusiasmo a que nos acompañen y escuchen nuestras historias. Pero ese entusiasmo te puede llevar a veces a que te vayas ya a mundos de donde no te puedes recuperar. Yo siempre he creído en lo que he hecho. Este programa no es para mí trabajo, es un sueño que tenía siendo niño».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos