Onofre Miralles (Vox): «Para un pacto a la andaluza habrá que hablar de ideas y personas»

Beatriz Sánchez, Onofre Miralles y Mónica del Carmen Rodríguez, los tres candidatos electos de Vox./Clara Cerezo
Beatriz Sánchez, Onofre Miralles y Mónica del Carmen Rodríguez, los tres candidatos electos de Vox. / Clara Cerezo

El «tridente de ediles de la derecha» de Vox irrumpe en la plaza del Carmen sin llave de gobierno, pero con un papel crucial en la posible alianza del bloque de derechas

PILAR GARCÍA-TREVIJANOGranada

«He soñado un Ayuntamiento limpio y transparente. A partir del lunes, se hará realidad», anunció Onofre Miralles, cabeza de lista de Vox en estas municipales, después de su votación, evocando al discurso más famoso de Martin Luther King. Parece que el sueño se hizo realidad, al menos para una formación que irrumpe en la plaza del Carmen con tres concejales.

«El tridente de la derecha», como lo calificó el propio candidato, se queda sin la llave pero tiene un papel decisivo en la formación de un gobierno del bloque de derechas, junto al PP y Cs.

Vox sabe montar una fiesta. El empate del Granada no apagó los ánimos en la discoteca Aliatar. El sitio elegido por la formación como 'cuartel' electoral adelantaba que los militantes estaban dispuestos a celebrar los resultados. La sede empezó a llenarse a las 20.30 horas, al cierre de los colegios electorales.

Los altos cargos de la formación, entre ellos Francisco Ocaña, diputado andaluz y esposo de la segunda en la lista a la corporación municipal, Beatriz Sánchez, no se perdieron la cita. Los primeros escrutinios que situaban a Vox como quinta fuerza política se recibieron con una alegría moderada. A partir de las diez de la noche, la formación empezó a sacar músculo del que ha hecho gala durante algunos actos de las últimas dos campañas y explotó el júbilo. Casi un centenar de personas respaldó al abogado granadino y los suyos. Entre abrazos celebraban que Miralles tenía ya un pie en la plaza del Carmen.

Los zapatos nuevos que se compró el candidato electo en su jornada de reflexión pisarán los pasillos de la casa de todos los granadinos. La duda estaba en sí su compañera conseguiría un sillón en el ayuntamiento. La incertidumbre duró poco. Sánchez conseguía asiento y Mónica del Carmen Rodríguez, farmacéutica y número tres de la candidatura, también, aunque está en riesgo de salir.

A caballo

El cabeza de lista comentó los resultados con los periodistas. Miralles mostró su descontento ante los primeros resultados que daban suma al bloque de izquierdas: «Estamos a 200 votos de ser la llave en Granada». «Si llegamos a tres concejales entro a caballo», bromeó mientras sonaba 'Que viva España de Manolo Escobar'. Se mostró satisfecho con los avances de los comicios europeos y declaró que «España tendría voz y representación» en Bruselas.

El equipo consultó de forma frenética los avances. Cada vez podían contener menos la emoción. También hubo tiempo para la autocrítica. Miralles lamentó que la formación no obtuviera representación en Almuñécar. El partido liderado por Santiago Abascal se quedaba a las puertas del cuarto concejal en la capital, pero con un papel determinante en los próximos cuatro años: «Vamos a luchar por los intereses de los ciudadanos durante la nueva etapa», aseguraba el alcaldable. El PP caía y lo celebraban, mientras Cs se estancaba. Los asistentes hacían números. El PSOE de Cuenca resultaba ser la lista más votada, pero quedan opciones para la formación verde: «Sumamos mayoría absoluta con PP y Ciudadanos, queda muy poquito ya», comentaba Juan, militante de Vox.

El cabeza de lista contuvo los nervios y se reunió con los suyos frente a la prensa después de medianoche. Acompañado por Beatriz Sánchez y Mónica del Carmen Rodríguez, el nuevo edil compareció ante los medios. «Me llamaban paracaidista y hemos hecho un equipo fuerte. Gracias al trabajo duro de estos quince días hemos sabido transmitir el mensaje de Vox». «Para un pacto a la andaluza habrá que hablar de personas e ideas», mantuvo. «De momento estamos de celebración y en los próximos días mantendremos el contacto con la dirección provincial y nacional para ver qué dicen». Vox marcó distancias con el resto de partidos: «Tengo sintonía con las dos compañeras que me acompañan. El lunes nos incorporaremos a nuestros puestos de trabajo para resolver nuestras circunstancias antes de emprender esta bonita aventura».

Tras estas declaraciones, la marabunta rompió en aplausos. «Somos el tridente de la derecha», concluyó Miralles abrazando a sus dos compañeras de lista. De vuelta a la sala de la celebración, sonó el himno de España y guardaron silencio. Para recordar la «noche histórica», asistentes y candidatos electos se hicieron una foto de familia.

.