Sebastián Pérez: «Este lunes me pondré en contacto con Ciudadanos y Vox para gobernar la ciudad»

Sebastián Pérez festeja en la sede del PP los resultados obtenidos/PEPE MARÍN
Sebastián Pérez festeja en la sede del PP los resultados obtenidos / PEPE MARÍN

El candidato del PP ha festejado entre gritos de «alcalde, alcalde» la mayoría de la derecha en el pleno de la capital, que le permitiría acceder a la alcaldía: «Estamos para gobernar la ciudad el próximo día 15»

JAVIER MORALESGranada

Por la mañana, Sebastián Pérez manifestó su confianza en el ascenso futbolero y político de Granada. La tarde empezó torcida para el candidato del PP: al filo de las nueve de la noche ya había quedado descartada la primera de las subidas. Para conocer el desenlace de la segunda carrera por la 'promoción' hubo que esperar hasta casi las doce de la noche, cuando los números anunciaban la mayoría de la derecha en la capital, lo que abre la puerta a que la formación recupere el próximo 15 de junio la alcaldía que perdió en 2016. En la cruz de la moneda, la lista más votada fue el PSOE y el PP deja atrás 4 concejales. En la sede del PP, las caras y las palabras se decantaron por la sensación de victoria. La resumió Pérez: «Gana quien gobierna«. Se ve como alcalde y este lunes empezará a negociar con Ciudadanos y Vox «para gobernar la ciudad».

La tardanza en los recuentos por el escrutinio de las europeas y la 'resaca' del fútbol demoraron el encuentro de militantes y candidatos en la calle Andrés Segovia. Los primeros datos del recuento decantaban la balanza hacia una suma de la izquierda, mientras los populares confiaban en el 'tirón' de Centro y Ronda, dos distritos clave para el PP de la capital. Cuando llegó Sebastián Pérez, al filo de las nueve y media, la mayoría estaba en manos de PSOE y Podemos IU. Una hora más tarde cambió de manos.

El desequilibrio entre presentes y ausentes en la sede del PP -a las once y media de la noche, la sala de prensa estaba a rebosar pero no había un alma en la de los militantes- hizo del escrutinio un proceso silente en la calle Andrés Segovia. Compareció el número dos y director de la candidatura, Luis González, a primera hora del recuento, pero nadie volvió al micro del atril hasta las 00.40. Fue el propio Sebastián Pérez, quien puso palabras a esa hipotética victoria si logra la alcaldía, algo que los simpatizantes dieron por hecho.

Pérez calificó la noche como «inmensamente feliz» para la familia del PP en Granada, después de que, a su juicio, la ciudad haya pedido un «gobierno del cambio» dejando atrás momentos «difíciles y oscuros». «Volvemos con las ganas y la fortaleza de esa 'Gran Granada' elegida», anticipó, antes de pedir proyectos «unificados y que como en Andalucía podamos llevar a nuestra tierra al lugar que corresponde». Describió como una «remontada» la campaña electoral, que abre la puerta a «reflexionar con el resto de fuerzas de centro derecha, llegar a un entendimiento y el día 15 configurar un gobierno que esté abierto a la sensibilidad que ha determinado la ciudad«. En su opinión, Granada ha pedido »un contrapeso a los socialistas y los 'podemitas', queremos un gobierno de centroderecha«.

La campaña más difícil de la historia

Para él, ha sido la campaña «más difícil en la historia del PP de Granada». Se refirió a las situaciones «adversas» vividas por la formación desde 2016, pero valoró el esfuerzo: «Hemos luchado, hemos recorrido Granada barrio a barrio». «Lo que más me ha sorprendido es la capacidad y fortaleza del PP de remontar cuando todo el mundo lo daba por perdido, cuando el PSOE se las prometía felices, en tres semanas hemos sido capaces de recuperar mucho terreno perdido», ha señalado Sebastián Pérez. En su intervención ante los militantes tiró de símil futbolístico para lanzar un mensaje en clave: hizo el gesto de los futbolistas que mandan callar a la grada hacia quienes han jugado en contra de su candidatura en los últimos meses. También ironizó con las declaraciones del socialista Francisco Cuenca, que no daba por perdido el gobierno. Emocionado, Pérez dedicó el resultado a sus simpatizantes, interventores y apoderados y, especialmente, a su familia.

El PP tuvo un motivo para sonreir: la mayoría de la derecha en la capital. Sin embargo, la victoria fue para el PSOE y el PP firmó su peor resultado desde hace 36 años, cuando Alianza Popular consiguió 9 concejales. En los últimos comicios municipales, la lista azul logró 11 representantes en el pleno municipal con 39.358 votos; anoche el candidato Sebastián Pérez se quedó en las 25.000 papeletas. Estas otorgan 7 ediles al PP -el doctor Carlos Ruiz Cosano es el último concejal de los populares-, que para gobernar tendrá que llegar a un acuerdo con los cuatro concejales de Ciudadanos y los tres de Vox. A priori, ambas formaciones apoyarían una alcaldía del PP, un pacto a la andaluza. Las condiciones se negociarán a partir de hoy lunes.