Antonio Cambril (Unidas Podemos-IU-Adelante): «No permitiremos que se perjudique a la ciudad y a los ciudadanos»

Antonio Cambril con sus colaboradores analiza los resultados /Clara Cerezo
Antonio Cambril con sus colaboradores analiza los resultados / Clara Cerezo

La formación consigue 3 concejales y empata con Vox en el consistorio de la capital

JAVIER F. BARRERAGranada

Antonio Cambril, número uno de la lista de Unidas Podemos-IU-Adelante, compareció a la una menos cuarto de la madrugada del domingo al lunes con un discurso comprometido y duro. Acompañado de los otros dos concejales electos de su formación, Elisa Cabrerizo y Paco Puentedura, asumió la responsabilidad por los resultados que a su juicio garantizan un gobierno de derechas en Granada.

Criticó a continuación con fiereza la fragmentación del voto de la izquierda y se comprometió en la lucha para arrebatar para la izquierda dentro de cuatro años el más que presumible gobierno municipal de derechas que se formará en la ciudad de la Alhambra tras las elecciones de este domingo 26M.

Los tres concejales electos estuvieron arropados por el coordinador de Izquierda Unida, Manuel Morales; y por la secretaria general de Podemos en Granada, Lilian Bermejo, entre otros cargos de esta confluencia.

«Asumir toda la responsabilidad»

«Lo primero es asumir toda la responsabilidad. Creo que no lo he hecho bien. Si he conseguido votos los he perdido dentro y si he mantenido los de dentro no he conseguido los de fuera», se autocriticó Antonio Cambril en su comparecencia ante los medios esta madrugada del domingo al lunes.

El segundo eje de su intervención fue un ataque furibundo a formaciones como -ni siquiera llegó a nombrarlas-, Vamos Granada y el resto de formaciones de izquierda. «Me parece muy triste haber perdido, Son unos resultados ajustados». Y criticó: «La izquierda hemos perdido las elecciones porque un grupo de señores y señoras han estado más preocupados por su proyecto personal de vida que por la unidad de la izquierda y los problemas de la gente».

«Hemos hecho los cálculos -prosiguió-, y podíamos haber obtenido cuatro concejales y gobernado la ciudad (con el PSOE, se entiende)». «Estos señores, unos con 2.500 votos, otros con 500 votos, otros con otros 300 votos han permitido que la extrema derecha decida».

Tras la autocrítica personal y la crítica a las otras izquierdas, llegó el tiempo del compromiso. Antonio Cambril expresó que «hay que trabajar para impedir que esta ciudad se llene de humo y ladrillo», algo que ya habí amanifestado por la mañana después de votar.

A continuación. Su compromiso fue claro: «Se ha hecho una buena campaña, aunque asumo toda la responsabilidad, el equipo es magnífico». Y entonces se comprometió: «No va a volver a pasar lo que ha pasado. Dentro de cuatro años haremos por poder crecer y obtener el gobierno de la izquierda y remediar todo lo malo que se haga».

«Tenemos un grupo magnífico de gente. Solo hemos entrado tres -resumió-, pero todos somos un gran equipo. No permitiremos que se perjudique a la ciudad y a los ciudadanos. No nos vamos, entramos y volveremos con más fuerza».