Diario de campaña en la Costa

Con nombre propio

La candidata del PP a la alcaldía, Luisa García Chamorro./JAVIER MARTÍN
La candidata del PP a la alcaldía, Luisa García Chamorro. / JAVIER MARTÍN

Los populares motrileños tienen su eslogan para esta campaña, en sus carteles el voto se pide para «Luisa, tu alcadesa», a diferencia del resto de partidos

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

Luisa García Chamorro ganó las elecciones en 2015. Sin embargo, eso no le bastó para conseguir la alcaldía y fue Flor Almón la que logró los apoyos necesarios para ponerse al frente del Ayuntamiento. Aquella había sido la primera campaña de la popular como candidata y a pesar del resultado final no le fue del todo mal. García Chamorro ya había sido alcaldesa antes, en 2012, por la renuncia de Carlos Rojas. Entonces era la primera mujer en gobernar Motril. Ahora, siete años después, y con la ola feminista resonando de fondo en todos sitios (aunque sea con música distinta), son dos mujeres las que luchan por el bastón de mando motrileño al frente de los que, por ahora, siguen siendo los dos grandes partidos, PP Y POSE, con permiso de los que cada vez pisan más fuerte. Las cosas cambian, está claro. Y precisamente de mujeres habló ayer García Chamorro, que aunque consciente de esos cambios, está haciendo una campaña «de las de toda la vida» y con un nombre propio: el suyo.

En los carteles que cuelgan de las farolas de Motril hay muchos rostros, unos más conocidos que otros (y más reconocibles), y siglas. Al margen de las apuestas sobre cuántos de esos carteles se mantendrán en su sitio de aquí al domingo 26 de mayo, que ya hay más de uno que anda por los suelos, en el del PP hay algo peculiar. No se pide el voto para el partido, sino directamente para «Luisa, tu alcaldesa». Hasta en la pulsera que lleva la candidata en su muñeca se puede leer su nombre más grande que el del partido. Cada uno, claro está, trata de llegar a los ciudadanos con la marca que cree que les gustará más. Y en las elecciones municipales la persona que hay sujetando las siglas tiene peso. Seguramente por eso la popular pone cara y nombre al voto.

García Chamorro está recorriendo las calles de la ciudad día a día. Con sus globos azules, sus octavillas y su programa, uno de casi cincuenta folios de extensión, con diez planes concretos para cada área, en unos tiempos en los que hay quien opina que ya no se llevan eso de los programas. Sin embargo, «Luisa, tu alcaldesa» ha optado por acercarse a la gente de la forma en la que se ha hecho siempre. De puerta a puerta, y de barrio en barrio. Lleva a la espalda unos resultados nacionales malos y tiene por delante diez días para mostrar a los motrileños que como reza el cartel que cuelga en la fachada de la sede de Génova «hay partido», en todos los sentidos, y en el caso de Motril, además, hay Luisa.

La popular arrancó ayer, como decíamos al inicio, hablando en femenino. Tres mujeres del PP hablando de mujeres. Y lo hizo en una calle con poca vista y con poca gente, cerca del Ayuntamiento al que confía en entrar por la puerta grande y junto al edificio de la Casa de la Igualdad. Y de allí, diez minutos después de charlar con los medios, a patearse Motril, entre resfriada y alérgica, que los estornudos «eran un poco por todo».

La campaña está siendo tranquila, muy tranquila, en Motril. Al menos en la parte pública. Aunque ha sido precisamente García Chamorro la que ha tenido un arranque más fuerte, con el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno. Además de él, la eurodiputada socialista Clara Aguilera también ha pasado ya por Motril para hacer un dos por uno, municipales y europeas. Al margen de eso, poco más.

Ayer, además de los paseos de la popular, la candidata socialista Flor Almón, junto al número dos de la lista, Francisco Sánchez-Cantalejo, habló de economía y medidas en rueda de prensa. Y la candidata de IU-Equo, Inma Omiste, estuvo en la lonja y ofreció propuesta sobre cómo acercar la ciudad y su puerto.

Hoy continúa la campaña. Un día más o un día menos, depende de cómo se mire. Los populares continuarán con su agenda. El PSOE no tiene nada convocado. Por su parte, IUse va a Carchuna-Calahonda al centro de salud. A ver para cuánto da la jornada.