García Egea pide en Granada el voto para el PP frente a Sánchez, que consigue «aglutinar a toda la izquierda radical»

García Egea, acompañado por Sebastián Pérez y Carlos Rojas/ALFREDO AGUILAR
García Egea, acompañado por Sebastián Pérez y Carlos Rojas / ALFREDO AGUILAR

El secretario general del Partido Popular ha estado acompañado en el acto por Sebastián Pérez, candidato a la alcaldía de la capital, y los cabeza de lista al Senado, Carlos Rojas y Vicente Azpitarte

E. P.Granada

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha pedido el voto este sábado en Granada para que Pablo Casado sea presidente del Gobierno, frente al PSOE de Pedro Sánchez, que «está consiguiendo aglutinar a toda la izquierda radical», y ha abogado por poner un «muro de contención» que evite que sea «determinante» en el Ejecutivo alguien como Arnaldo Otegi o Carles Puigdemont.

Para el dirigente 'popular', que ha defendido que el próximo 28 de abril solo existen «dos opciones», el presidente del Gobierno ha aceptado un debate «a cinco» por «cobardía», ya que, a su parecer, «no se atreve» a un «cara a cara» a Pablo Casado.

Teodoro García Egea ha clausurado un acto público en Granada, en que han participado el presidente provincial del partido, Sebastián Pérez, y los cabezas de lista del PP al Congreso de los Diputados y al Senado por Granada, Carlos Rojas y Vicente Azpitarte.

Como respuesta al intento de «dividir» a los que creen en la unidad de España, García Egea ha señalado que «hay que aglutinar el voto» en torno a Casado, para que sea «determinante» en el Gobierno el presidente de la Junta, el también 'popular' Juanma Moreno, en vez de dirigentes independentistas como Quim Torra o Gabriel Rufián en Cataluña.

Con Casado en el Gobierno, los Presupuestos «no se van a negociar» en la cárcel de Lledonés, y para ello «la única papeleta» es la del PP, ha defendido García Egea, que ha señalado que las encuestas «no sirven para nada» porque «en Andalucía nadie decía que iba a haber un Gobierno del cambio» antes de las últimas elecciones autonómicas, en diciembre pasado.

En clave andaluza, ha defendido la gestión de Moreno frente a un PSOE que apostó, ha señalado, por «quitar maestros de los colegios» y «ocultar» usuarios de las listas de espera sanitarias, y ha apostado por que el Gobierno andaluz se vea complementado por el PP en ayuntamientos como el de Granada, y por Casado, quien «quiere y ha trabajado mucho por Andalucía», en La Moncloa.

Ha criticado que Sánchez «desprecie» a Andalucía, y ha añadido que los dirigentes socialistas son «expertos en atribuirse todas y cada una de las medidas que Rajoy impulsó» en materias como las pensiones, sobre las que ahora envían «cartas a los pensionistas».

El presidente provincial del PP y candidato a alcalde de Granada, Sebastián Pérez, ha señalado por su parte que apoyó a Pablo Casado para que dirija el partido «original, el de siempre, el de toda la vida», y, al frente del Gobierno, una «aplicación de un 155 como se tiene que aplicar», una «actuación contundente que la gente» está «reclamando».

«No podemos querer quedar bien con todo el mundo, no es posible», ha defendido Pérez, para quien otros partidos son, en ese sentido, «fotocopias», pues no son «el original».