El bloque de izquierdas se impone en más de la mitad de los municipios de Granada

El bloque de izquierdas se impone en más de la mitad de los municipios de Granada

La suma de PP, Ciudadanos y Vox, por su parte, es la opción mayoritaria en 62 localidades, entre ellas muchas de las de más población, como la capital

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

El bloque de izquierdas, es decir, la suma del Partido Socialista y Unidas Podemos, resultó ayer ganador en más de la mitad de los 174 municipios que componen la provincia granadina. En concreto, el dato agregado de ambas formaciones se impuso en 100 localidades, es decir, en el 57,5% del total, casi seis de cada diez. Mientras tanto, el bloque de las derechas, formado por Partido Popular, Ciudadanos y Vox, se impuso en 62 lugares; entre ellos se encuentran la mayor parte de los más poblados de la provincia, incluida la capital. Sólo en 11 municipios ninguno de los dos bloques se impuso con claridad.

De acuerdo con los datos que ofrece el Ministerio del Interior, la suma de PSOE y Unidas Podemos obtuvo más del 50% del escrutinio en 100 de los 174 municipios de Granada. En seis de ellos (Soportújar, Gorafe, Píñar, Dehesas Viejas, Pedro Martínez y Guadahortuna) obtuvo más de tres de cada cuatro votos escrutados durante la noche de ayer; Soportújar fue el lugar en el que más se apostó por esta suma, donde obtuvo el 84,4% del total de sufragios.

Por el lado contrario, hubo dos municipios, Murtas y Turón, en la Alpujarra granadina, en los que esta improvisada coalición a efectos de análisis no obtuvo ni un cuarto de los sufragios. En concreto, en el primero de ellos obtuvo el 22,98% de los votos; en el segundo, el 24,62%.

Estos datos confirman las tendencias que comenzaron a asentarse en los comicios de junio de 2016. Entonces, Dehesas Viejas fue el municipio en el que más porcentaje del sufragio fue a parar a Podemos, y Turón y Murtas fueron los dos que más masivamente votaron al Partido Popular.

La derecha se impone en los municipios grandes

Mientras tanto, el bloque formado por las tres formaciones situadas a la derecha del centro político obtuvo más del 50% del voto válido escrutado en 62 de los 174 municipios de Granada, es decir, algo más de un tercio del total (el 35,6%).

El principal hecho interesante en este caso es que la suma de Partido Popular, Ciudadanos y Vox se impuso sobre todo en los municipios con mayor volumen de población. De hecho, entre los diez lugares con un censo electoral más abultado en la provincia, sólo hay uno, Maracena, en el que estas tres formaciones no obtuvieran más del 50% de los votos tras sumar sus datos. La tendencia no varía de forma sustancial si el análisis se lleva hasta los 20 municipios más poblados; en este caso, la estadística dice que ocho de cada diez optaron por el bloque de las derechas; sólo en cuatro de ellos (Atarfe, Huétor Vega y Pinos Puente, además de la ya citada Maracena) esta suma no se impuso.

Destaca en especial el caso de la capital, donde el bloque de las derechas obtuvo el 56,56% de los sufragios. A pesar de ello, no consiguió invertir la tendencia provincial, donde se impusieron con claridad los socialistas logrando tres escaños por uno solo del resto de formaciones.

Los otros once

Hay otro dato en los resultados electorales de los municipios granadinos que sirve para confirmar una tendencia ya anunciada: la ruptura definitiva del sistema bipartidista y la cada vez mayor fragmentación del escenario político. En estas elecciones hubo un total de 11 localidades en los que ninguno de los dos bloques políticos se impuso con claridad; es decir, que no lograron más del 50% del sufragio combinado.

Una parte de ellos se encuentra en el Área Metropolitana, donde el PP se descalabró con fuerza y Ciudadanos asumió una posición de fuerza que ya venía apuntando en las últimas electorales; ocurre, por ejemplo, en los casos de Santa Fe y Peligros. También hay casos en la Costa, como ocurre con Motril. En la comarca de Baza destaca el caso de Huéscar, y en el de la Alpujarra el de Bubión.