RBS pagará 4.320 milllones por las hipotecas 'basura'

Una de las sedes del Royal Bank of Scotland. /Reuters
Una de las sedes del Royal Bank of Scotland. / Reuters

El banco británico acepta una de las mayores multas en EE UU por mala conducta en la crisis financiera, al engañar con valores a sus inversores

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La justicia estadounidense aún sigue pasando a las entidades financieras buena parte de la factura de la crisis que comenzó con la quiebra de Lehman Brothers, de la que se cumplirán diez años el próximo 15 de septiembre. La última en ser sancionada ha sido el Royal Bank of Scotland (RBS), que tiene como accionista mayoritario al Gobierno británico (62,4%) desde su rescate de la quiebra hace una década.

Según anunció este miércoles el fiscal general adjunto en funciones, Jesse Panuccio, el RBS ha aceptado una multa de 4.900 millones de dólares (4.320 millones de euros) por mala conducta en la crisis financiera. Es uno de los mayores castigos económicos por esa razón. El récord lo tiene desde 2014 el Bank of America con 16.650 millones de dólares (casi 12.500 millones de euros al cambio de la época), seguido ese mismo año del también estadounidense JP Morgan con 13.000 millones de dólares (9.800 millones de euros). En el tercer lugar está el alemán Deutsche Bank, sancionado en 2016 con 7.200 millones de dólares (6.890 millones de euros), mientras el cuarto lo ocupa el norteamericano Citigroup con 7.000 millones de dólares (5.280 millones de euros).

El pasado 7 de agosto la multa recaía en Wells Fargo, el cuarto mayor banco estadounidense, que deberá pagar 2.090 millones de dólares (1.840 millones de euros) por falsear información sobre la calidad de sus hipotecas sobre viviendas. Estos préstamos se vendían como paquetes de valores a inversores, conformando las famosas hipotecas 'basura', dado que se comercializaron pese a saber que tenían un alto riesgo de impago. Para maquillar esos activos se llegaba a falsear información financiera sobre los ingresos de los deudores, y también se manipulaban los criterios oficiales de calidad.

RBS hizo una operativa similar, engañando a los inversores con valores respaldados por esas polémicas hipotecas y tergiversando información sobre los riesgos «significativos» de esas titulizaciones. El banco, que el 12 de octubre próximo repartirá su primer dividendo (dos peniques por acción) desde su rescate, ganó 887 millones de libras esterlinas (997 millones de euros) en el primer semestre, aunque su beneficio se redujo un 5% en términos interanuales.

Fotos

Vídeos