Los españoles piden sueldos similares para todos y más protección de 'papá Estado'

Una persona cuenta el dinero de su sueldo./Fotolia
Una persona cuenta el dinero de su sueldo. / Fotolia

Un estudio del BBVA realizado en los cinco grandes países de la UE sitúan a España como el país más preocupado por el cambio climático, que peor valora a los políticos o que más se alegran con los éxitos deportivos de su país

Adolfo Lorente
ADOLFO LORENTE

Los espejos hablan y el europeo, además, tiene el don de poder sonrojar a sus Estados miembros cuando se ponen en paralelo ante él. Es verdad que las comparaciones son odiosas, pero también tremendamente reveladoras cuando el listón lo marcan Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Son los 'cinco grandes' del club. El espejo se llama 'Estudio Europeo de Valores 2019' y ha sido elaborado por la Fundación BBVA. Concluye, por ejemplo, que los españoles son los europeos, junto a los italianos, que defienden un mayor intervencionismo del Estado «en facetas centrales del mercado» o que los ingresos que tiene la gente deberían ser mucho más equilibrados sin importar aspectos como la formación profesional. En otras palabras, más 'papá Estado' y menos meritocracia.

El estudio, realizado en base a 1.500 encuestas efectuadas en cada uno de estos países entre abril y julio de 2019, ofrece un sinfín de conclusiones en sus más de 90 páginas. A saber: los españoles valoran de forma negativa el funciones actual de la democracia, aunque la percepción mejora respecto a 2012; son los que más se identifican con la izquierda y quienes creen que la corrupción está más extendida (un 70% dice que es muy alta); los más proclives a acoger refugiados; quienes tienen una visión menos crítica con los partidos tradicionales; los que más se alegran por los éxitos deportivos del país; quienes «atribuyen gran importancia a la homogeneidad de la lengua para facilitar la convivencia en la sociedad» y son, también, quienes valoran de forma más favorable la permanencia a la UE.

Lo paradójico es que pese a defenderse un mayor intervencionismo, España presenta el peor de los guarismos a la hora de participar en la vida pública a través de fenómenos como el asociacionismo. Parece que sigue sin calar aquella máxima de Kennedy de 'no preguntes qué puede hacer el país por ti, sino que puedes hacer tú por tu país'. También hay datos chocantes. A la pregunta, '¿el respeto a la ley es fundamental para salvaguardar la democracia?' El 84% de los españoles dice que sí. Dicho de otro modo: un 16% asegura que no). La media del resto de países es del 90%.

Más datos. España, junto a Italia, está a la cola en lectura de prensa, donde Alemania es el líder absoluto y con mucha diferencia. Eso sí, todos los europeos coinciden en señalar a los gigantes de Internet, léase Google, y a las redes sociales, léase Facebook, como los grandes culpables de las 'fake news', las noticias falsas, una de las grandes amenazas de las sociedades occidentales. Los españoles, para informarse, apuestan por la televisión, los periódicos tradicionales (papel o digital) y la radio, por este orden.

Estos son los diez gráficos que resumen el estudio.

1

Principales inquietudes

Primero, la foto fija. ¿Qué les preocupa a los españoles? Los autores del estudio ofrecieron a los encuestados una lista de once temas para que valorasen del 0 al 10 la importancia que dan a los mismos. El resultado, de mayor a menor preocupación es éste: Medicina y salud; medio ambiente; cultura; economía; ciencia; tecnología; temas internacionales; sucesos como robos o asesinatos; deporte; política y vida de los famosos. Sólo estos dos últimos capítulos están por debajo de 5.

2

Intervencionismo

De los cinco analizados, España es el país más intervencionista y con gran diferencia. A la pregunta de si el Estado debe tener «mucha» influencia en los supuestos que se preguntan, el 87% dice que 'sí' a la hora garantizar una cobertura sanitaria (la media del resto es del 70%); otro 87% cuando se habla de pensiones (frente al 67%); un 60% responde de forma afirmativa a la hora de controlar los precios (frente al 40%); el 57% responde que 'sí' cuando se trata de salario (32% de la media) y el 49% hace lo propio cuando se refiere a «controlar los beneficios de las empresas» (frente al 32% europeo).

3

Meritocracia

Los españoles lo tienen claro. Poco importa el trabajo o la trayectoria a la hora de ganar dinero. Tabla rasa. A la pregunta de si los ingresos deberían ser más equilibrados, aunque ello puede significar que las personas más formadas y menos formadas ganen cantidades similares., el 49% dice que 'sí', frente al 43% que cree lo contrario. La situación puede estar más o menos equilibrada de puertas adentro, pero en el resto de países la situación es radicalmente diferente: ese 49% de España pasa a ser un 35% en Italia, el 29% en Alemania, el 28% en Francia y el 24% en Reino Unido.

4

Nacionalidad y patria

Uno de los bloques temáticos en el que las cinco grandes potencias están más homogéneas es el referido a la nacionalidad. A la pregunta de si prefieren tener la nacionalidad actual a cualquier otra, la media española es de 7,7 (la escala es del 0 al 10, siendo el 10 completamente de acuerdo). Alemania es el que lidera la clasificación con 7,9. Respecto a la identificación con la bandera, la nota española es del 7,3 (igual que la media), mientras que sube a 7,8 cuando se pregunta si se siente orgullo tras las victorias deportivas de las selecciones nacionales. Aquí ganan los italianos, con un 8.

5

Confianza institucional

Los grupos profesionales que dependen del Estado están relativamente bien vistos por los españoles con la única excepción de los políticos. Eso sí, bastante por debajo de lo que sucede en Alemania, por ejemplo. Del 0 al 10, siendo el 10 la nota más alta, los que mejor parados salen son los policías, con el 6,5 (6,9 es la media europea); los militares, con el 5,7 (6,7); los jueces, con el 5,5 (6,4); los funcionarios, con el 5,5 (5,5) y los dirigentes políticos, con el 3,2 (3,8 en el resto de países). Respecto a las instituciones como tal, la mejor valorada es la universidad, con el 7,1 frente al 6,8 de la media europea. Y respecto al resto de profesiones, la clasificación es la siguiente: médicos (7,9); maestros (7,5), científicos (7,3) e ingenieros (6,9). En mitad de tabla están los empresarios (5,1) y suspenden los sacedortes (3,7), los banqueros (3,4) y los dirigentes políticos (3,2).

6

Partidos políticos

Que el sistema político español está atravesando uno de sus momentos más complicados en décadas es algo que vienen corroborando todos los estudios. Éste también. Pese a todo, no todo es pesimismo. Hay luz. Por un lado, el 67% de los españoles dice que los partidos son necesarios para defender los intereses de los ciudadanos (frente al 62% de la media), pero el 55% asegura que las formaciones tradicionales ya no les representan. Un nivel bajo en comparación, por ejemplo, al 75% de Italia o al 69% de Francia.

7

Salud de la justicia

La percepción que tienen los españoles de la justicia no es mala, pero sí mejorable. ¿En qué medida confían en los jueces? El 24% les ubica en el rango mayor, el que ofrece una nota entre el 8 y el 10. Sin embargo, este porcentaje es muy inferior al de la media europea (35%), aunque superior al de Italia (19%) y similar al de Francia (27%). Dominan la tabla los británicos, con el 41%, y sobre todo los alemanes, con el 51%.

8

Situación económica

La economía sigue siendo uno de los grandes factores de división dentro de la UE. Respecto a la situación económica del país, el porcentaje de españoles que dice que es buena o muy buena apenas es del 20%, aunque muy superior al 8% de los italianos. En Francia es del 26%, en Reino Unido del 48%, y en Alemania, del 68%. Cuando la pregunta se refiere a la situación personal, el porcentaje es mucho más elevado en todos los países menos en Alemania, donde baja al 61%. En España, es del 42%; en Italia, del 38%; en Francia del 61%, y en Reino Unido, del 70%.

9

'Fake news'

Otra de las principales conclusiones del estudio se refiere a las 'fake news', señalando a las redes sociales y a los gigantes tecnológicos como los grandes culpables de la propagación de las llamadas noticias falsas. En España, el 74% considera que es así, igual que en Italia y Alemania. El porcentaje se eleva al 80% en Reino Unido y en Francia, al 88%. También se concluye que «la confianza en los medios tradicionales se ve corroborada» al asegurar la mayoría que «la información que transmiten es objetiva y veraz». Los españoles aseguran que a la hora de informarse optan por televisión, la prensa y la radio, por este orden.

10

Amenazas globales

¿En qué medida cree que las siguientes cuestiones supone un problema serio para su país? Los españoles lo tienen claro. El cambio climático recibe una nota media de 8,6 en una escala de 0 a 10. Lidera la clasificación, como también lo hace en Italia, Alemania y Reino Unido. El terrorismo es la segunda gran preocupación, con una nota de 7,9; seguido de un ciberataque (7,4) y la inmigración, con el 6,7. España, de hecho, es el país más proclive a la acogida de refugiados. Cuestionados sobre si es un «deber moral», la media que arroja la encuesta española es de 7,4 (sobre 10), mientras que en Reino Unido baja al 6,2; en Francia, al 6; en Italia, 5,7 y en Alemania, el 5,5