El Ibex-35 sube un 1,83% en la semana

Vista de una pantalla en la sede de la Bolsa en Madrid. /Chema Moya (Efe)
Vista de una pantalla en la sede de la Bolsa en Madrid. / Chema Moya (Efe)

El euro, al cierre de la sesión, avanzaba un 0,7%, hasta superar el nivel de 1,162 unidades

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 ha disfrutado de números verdes durante toda la sesión. El selectivo español se ha estado moviendo toda la jornada entre los 9.580 y los 9.620 puntos y al cierre ha dado un último cambio en los 9.589,5 puntos, lo que supone una revalorización del 0,23%. No ha podido mantener los 9.600 puntos. Se deja la tarea para la próxima semana.

Los avances han dominado en toda Europa. Y, como en el selectivo español, también han sido discretos. Así, el Ftse Mib de Milán se ha apuntado un 0,65%, mientras que el Cac 40 francés y el Dax alemán han ganado algo más de un 0,20%.

Movimientos también ponderados los que se observaban en Wall Street, al menos hasta el cierre de la sesión: el Dow Jones y el S&P 500 registraban avances de alrededor de un 0,6%, mientras que el Nasdaq se anotaba un 0,86%.

En la semana, el selectivo español ha sido el que ha firmado el mejor comportamiento entre los indicadores desarrollados: se ha anotado un 1,83%, frente al 1,64% que se ha apuntado el Cac 40 francés y al 1,5% que ha avanzado el Dax alemán.

En el caso del Ibex-35, esta semana pone fin a la secuencia de tres semanas consecutivas de descensos, periodo en que retrocedió desde los 9.870 puntos hasta los 9.420.

Cita en Jackson Hole

La cita más importante del último día de la semana tenía lugar en Jackson Hole, con el presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell. Éste ha defendido el ritmo actual de las subidas de los tipos de interés de esta manera: considera que el proceso de normalización de la política monetaria del banco central estadounidense «se toma seriamente» los problemas que plantea actuar demasiado rápido, frenando el crecimiento, o demasiado lentamente, arriesgándose al sobrecalentamiento de la economía. Con ello sale al paso de las críticas vertidas por el presidente estadounidense, Donald Trump, que no parece muy contento con las subidas de tipos, y también responde a la preocupación de quienes creen que la política monetaria continúa siendo demasiado acomodaticia y que esa circunstancia, junto a la política fiscal expansiva del Gobierno, puede dar lugar a la génesis de burbujas.

Powell no ha cedido al intervencionismo de Trump en política monetaria y su discurso ha sido coherente con el de las actas de la última reunión de la Fed, que se publicaron el miércoles, y que avanza la posibilidad de otra subida de tipos para la reunión de septiembre.

El cuidado mostrado por Powell en su intervención en Jackson Hole ha favorecido un fortalecimiento del repunte de la Bolsa americana que ya registraba desde la apertura. El discurso se ha entendido en clave 'dovish', puesto que el banquero central ha dicho explícitamente que no ve riesgos de sobrecalentamiento en la economía americana.

Mientras, en el mercado de divisas hemos visto una apreciación importante del euro frente al billete verde. Si antes de que comenzara el presidente de la Fed su discurso el tipo de cambio rondaba el nivel de 1,1580 unidades, después ascendió hasta la cota de 1,162 unidades. El mercado parece haber comprado que Powell va a tener cuidado subiendo tipos porque sabe que el riesgo está en tumbar la economía y, además, no ve riesgos de sobrecalentamiento. Esta cauta aproximación de Powell a la situación actual tiene unos claros beneficiarios: los países emergentes, que parece que no van a tener que vérselas con un presidente de la Fed muy «halcón» que hinche al dólar.

En el mercado de bonos, el interés del diez años americano se mantenía prácticamente sin cambios en el entorno del 2,82%. En el Viejo Continente, disparidad: el rendimiento del título alemán a diez años se mantenía en el entorno del 0,34%, mientras que el de su comparable italiano volvía a repuntar desde el 3,08% hasta el 3,13%. En el caso italiano, estos últimos son los peores niveles desde la primavera, desde la caótica formación de Gobierno.

También pudo influir en el comportamiento de los bonos y de la divisa que decepcionaran los datos macro estadounidenses, en particular las órdenes de bienes duraderos.

Pero también hay que decir que en el mercado de bonos emergente se respiraba bastante tranquilidad.

En el mercado de materias primas, subida para el crudo: el barril de Brent, de referencia en Europa, se ha apuntado un 1,91%, hasta los 76,16 dólares. El West Texas, por su parte, avanzaba un 1,64%, para rozar los 70 dólares.

Dia se dispara

En el selectivo español el gran protagonista de la jornada ha sido Dia, que ha cerrado la sesión con una revalorización del 4,82%, aunque en su mejor momento de la jornada ha llegado a ganar un 10%. Ello después de que el consejo de administración de la compañía decidiera relevar a Ricardo Currás como consejero delegado.

Tras la cadena de supermercados se ha colocado ArcelorMittal, que se ha apuntado un 2,17%. Y después, Cie Automotive, con un avance del 1,48%.

Entre los grandes valores, ganancias para Inditex, que se ha anotado un 0,74%, mientras que Repsol e Iberdrola han avanzado alrededor de medio punto porcentual.

En rojo, el peor, Colonial, que ha perdido un 1,30%, seguido de Red Eléctrica, también con un recorte superior al punto porcentual.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Dominion ha sido el valor más rentable, con un avance del 5,84%. Ha sido el único que ha ganado más que Dia.

En negativo el peor ha sido Natra, que ha caído un 6,15%. Berkeley se ha colocado después, con un descenso del 4,74%.

En la semana, Técnicas Reunidas y Siemens Gamesa han sido los valores más rentables, con ganancias de más de un 7%, seguidos de Dia, que se ha apuntado un 6,5% y de Amadeus y Acciona, que se han revalorizado más de un 5%. En rojo, el peor ha sido Cie Automotive, pero apenas se ha dejado un 0,64%.

Fotos

Vídeos