El Ibex retrocede un 1,41%, arrastrado por la banca

Interior de la Bolsa de Madrid. /
Interior de la Bolsa de Madrid.

El selectivo cierra por debajo de los 10.300 enteros, con la prima de riesgo en 124,8 puntos básicos

CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 fue el prácticamente el peor de todos los índices de renta variable europeos. El selectivo retrocedió un 1,41%, para dar un último cambio en los 10.247,80 puntos. Y todo fue por el mal comportamiento de los bancos. Todo fue por las cuentas que presentó BBVA. Sus beneficios se colocaron por debajo de lo esperado por los analistas. Por eso, al cierre, sus títulos se hundieron un 4,07%. BBVA contagió al resto del sector financiero.

Porque los dos peores valores del selectivo español fueron Popular y Sabadell, que retrocedieron un 5,64% y un 5,44%, respectivamente. CaixaBank, por su parte, perdió más de un 3%. Bankia y Bankinter, alrededor de un 2,30%. Lo poco que gustaron los resultados de BBVA se contagiaron, en realidad, a todo el Ibex-35, dado que únicamente media docena de valores aguantaron en positivo hasta el final del día. Amadeus fue el mejor, con una revalorización del 1,66%. A continuación, ArcelorMittal, con una subida del 0,44%. Jazztel, por su parte, se apuntó un 0,27%. Viscofán ganó un 0,20%, mientras que Telefónica avanzó un 0,17%. Indra completó la lista de valores en verde, con una revalorización del 0,11%. También Inditex esquivó los descensos, aunque sólo logró terminar la jornada en tablas.

Entre los peores, además de los bancos, Sacyr y Abengoa, que retrocedieron más de un 4%. OHL, IAG, Gamesa y Red Eléctrica se dejaron más de dos puntos porcentuales. Entre los grandes, además de BBVA, fuerte descenso para el Santander, que se dejó un 1,5%. Repsol, por su parte, cedió medio punto porcentual e Iberdrola, un 0,22%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, eDreams encabezó los ascensos con una revalorización del 15,79%. El valor marcó los mínimos del año el pasado viernes en 1,02 euros por acción y ya se cambia por 2,20 euros. A continuación, Montebalito, que se apuntó un 5,63%. Lingotes, por su parte, ganó un 3,19%.

En negativo, GAM fue el peor, con un descenso del 8,33%, seguido de Prisa, que retrocedió más de un 6%. Fueron los únicos valores que cayeron más que Popular, Sabadell Sacyr, Abengoa, BBVA y CaixaBank. Por lo tanto, entre los peores valores de la Bolsa de Madrid, dominaron los del selectivo.

En el resto de Europa, hubo hasta indicadores que terminaron la jornada en positivo. Por ejemplo, el Ftse 100 británico, que se apuntó un 0,81%. El Dax alemán, por su parte, ganó un 0,16%. En negativo, peor que el Ibex-35, sólo uno, el Ftse Mib de Milán, que retrocedió un 1,64%. Mientras, el PSI-20 de Lisboa, que retrocedió un 0,82%. El Cac 40 francés se dejó un 0,05%.

Datos macro en España y noticias de la Fed

En España, el mal comportamiento de los bancos no tuvo compensación en los buenos datos económicos publicados en España. Porque las ventas al por menor subieron en septiembre un 2,9% después de haber caído un 0,9% el mes anterior en cambio interanual. Aunque la referencia más importante de la jornada vendría del otro lado del Atlántico, de Estados Unidos.

Ya con los mercados europeos cerrados, conoceríamos la decisión final de la Reserva Federal norteamericana respecto al programa de compra de bonos. ¿Terminaría finalmente, de acuerdo con lo anticipado por los analistas?, ¿qué diría respecto a los tipos de interés?, ¿será inmediata la primera subida? Los índices de renta variable estadounidenses comenzaban la sesión con descensos ligeros en el caso del Dow Jones y el S&P 500 y algo más importantes en el caso del Nasdaq.

Y se incrementaron una vez que la Fed aclaró que dejará de inyectar más dinero, aunque no de reinvertir los vencimientos. Respecto a los tipos de interés, afirmó que aún pasará un tiempo antes de la primera subida de los tipos de interés. Una tasa de inflación en el 1,7% quita presión. Pero en el comunicado también pudimos leer que el nivel de infrautilización de recursos en el mercado laboral se está corrigiendo poco a poco. Y hay que tener en cuenta que ésta es una de las grandes obsesiones de la presidenta de la Reserva Federal norteamericana.

Rentabilidad de la deuda core, al alza

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España bajó levemente desde los 127 hasta los 125 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años se mantuvo en el 2,15%. La del bono alemán subió desde el 0,88% hasta el 0,90%. La del bono estadounidense también subió. Más incluso: desde el 2,30% hasta el 2,34%. En el mercado de renta variable, los índices americanos no engordaron mucho sus descensos después de conocerse el comunicado de la Reserva Federal.

En el mercado de divisas, el comunicado de la Reserva Federal después de la reunión ordinaria de política monetaria provocó una depreciación adicional del euro, hasta colocarse en 1,2649 unidades. Antes de conocerse, el tipo de cambio se situaba por encima de 1,274 unidades.

En el mercado de materias primas, subidas para el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, subió un 1,23%, hasta los 87,09 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, recuperó un 0,88%, hasta los 82,14 dólares. El oro, en cambio, se mantuvo estable en los 1.229 dólares la onza.