Ampliar la baja por paternidad a 16 semanas costará 2.612 millones

Un padre con su hijo en el parque./Efe
Un padre con su hijo en el parque. / Efe

Aunque la norma aún está pendiente de convalidación, la memoria del impacto presupuestario revela que una quinta parte del coste total será asumida por las empresas

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La ampliación de la baja paternal de las 5 semanas actuales a las 16 que se prevén en 2021 tendrá un coste total de 2.612 millones de euros en estos tres años de implantación progresiva, de los que 2.114 serán asumidos por la Seguridad Social y el resto -aproximadamente una quinta parte- por las empresas. Así está recogido en la memoria del impacto presupuestario de la norma, a pesar de que está aún pendiente de convalidación en el Congreso.

El Gobierno aseguró que la norma de ampliación de los permisos de paternidad se haría efectiva el día 1 de abril, después de que se publicara en el BOE el pasado 7 de marzo pero no pudiera entrar en vigor por la dificultad de los trámites administrativos de la Seguridad Social y para «dar tiempo suficiente a las empresas» a adaptar sus estructuras de trabajo, explicó la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

La aplicación del decreto ley es progresivo. Los que sean padres a partir del 1 de abril tendrán un total de 8 semanas de baja para el cuidado de su hijo, un permiso que se elevará a 12 semanas en 2020 y a 16 semanas en 2021 para equipararse totalmente con el de las madres.

Debido a ello, los costes también serán progresivos. La ampliación de cinco a ocho semanas este año hubiera tenido un coste estimado de 373 millones, 302 para la Seguridad Social y 71 millones para los empresarios, que deberán seguir pagando la cotización por contingencias comunes del trabajador durante la baja. Pero la cifra será menor ya que esa previsión se refiere al coste en doce meses, cuando el permiso de 8 semanas entrará en vigor el 1 de abril y no tiene efecto retroactivo.

En 2020 el coste se incrementará hasta los 871 millones, 705 para la Seguridad Social y 166 para las empresas, ya que el permiso aumenta a 12 semanas. Y en 2021 subirá hasta los 1.386 millones, 1.107 para la Seguridad Social y 261 millones para los empresarios, al aumentar las bajas a 16 semanas.

Más permiso de lactancia

Asimismo, el decreto ley incluye la ampliación del permiso de lactancia para ambos progenitores, lo que supone un aumento del gasto de 25,58 millones, 20 de ellos para la Seguridad Social y el resto para las empresas.

En cuanto a la demora en su entrada en vigor para adaptar las estructuras de trabajo de las empresas fue justificado por la vicepresidenta en que las primeras seis semanas tras el parto tendrán que cogerse obligatoriamente por ambos progenitores a la vez, aunque esto también será de forma gradual hasta 2021: las dos primeras en 2019, cuatro semanas en 2020 y las seis semanas en 2021.

Además, padre y madre ya no se podrán transferir parte de sus periodos de baja, aunque diez semanas de las 16 sí las podrán distribuir como quieran a lo largo del primer año del niño. En el texto también se utiliza la expresión «progenitor distinto de la madre biológica», en vez de padre, para incluir a las parejas del mismo sexo. Además, para los supuestos de adopción, guarda con esos fines y acogimiento, el sistema de bajas laborales aplicable será igual.

Más información