Tenis

«Estoy preparado para tomar el relevo»

El tenista granadino Roberto Carballés, aspirante a entrar en el top-20 del mundo, a través de la red de la pista central en la Real Sociedad de Tenis de Granada./ALFREDO AGUILAR
El tenista granadino Roberto Carballés, aspirante a entrar en el top-20 del mundo, a través de la red de la pista central en la Real Sociedad de Tenis de Granada. / ALFREDO AGUILAR

Entrevista a Roberto Carballés, tenista 74º en el ránking ATP | El granadino ha cerrado la mejor temporada de su carrera tras haber conquistado su primer torneo ATP en Quito y ambiciona el top-20

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOGRANADA

Finalizada la temporada, el tenista Roberto Carballés pudo regresar un par de días a su tierra. Lo hizo feliz, ilusionado por una temporada de crecimiento pese a varios obstáculos, como quedarse sin entrenador a mitad de temporada. Carballés mira hacia arriba. Hacia los veinte mejores del mundo.

-¿Cómo se encuentra? Ha cerrado su temporada más exitosa.

-La verdad es que ha sido un año muy bueno, aunque siempre hay momentos en los que te encuentras muy bien y otros en los que te dan pequeños bajones. La primera parte del año y los últimos torneos fueron de un nivel bastante alto.

-Se encuentra en la actualidad 74º en ATP, dos puestos por debajo de su mejor posición. ¿Se ve cada vez más cerca de entrar entre los 50?

-Es positivo terminar 74º y estar más cerquita de los objetivos. También he sumado mucho en torneos ATP, que era el otro objetivo porque es diferente estar 80 con Challenger que con ATP. Ha sido un año muy, muy positivo porque he conseguido casi todos los puntos en torneos ATP y eso me da motivación.

-Ganó su primer torneo ATP en Quito.

-Fue el momento más emocionante, no me lo esperaba. Quería ir ganando partidos ATP pero no me imaginaba ganando un torneo tan pronto. Ya había jugado en Ecuador y las sensaciones eran muy buenas pero por la altura son partidos muy ajustados. Estuve acertado y pude llevarme los partidos. Fue muy positivo porque me dio la posibilidad de jugar todos los torneos del año. Ojalá caiga otro el año que viene.

-¿Cómo fue aquello de enfrentarse a Rafa Nadal en el Trofeo Conde de Godó?

-Fue muy bonito porque aparte es un torneo muy especial para mí, en Barcelona. Llevo muchos años entrenando allí. Toda mi familia subió y también fueron mis amigos de la ciudad. Jugar en la pista central con Nadal fue muy bonito y además jugué muy bien, fue muy reñido.

-Vendió cara su piel.

-Él no me conocía mucho, sólo por mi nombre aunque entrenamos juntos una vez cuando yo era muy pequeño, y creo que le sorprendió un poco mi forma de jugar. Estuvo tenso y agarrotado y yo di un nivel más alto de lo esperado. En el tenis hay que controlar los nervios y la tensión y cuando juegas sin nada que perder sacas tu mejor nivel.

-Ahora entrena con Miguel Sánchez.

-Estuve con él en el CAR y llevaba tiempo queriendo que trabajáramos juntos. Estoy muy contento porque nos entendemos muy bien y sabemos cómo mejorar mi juego.

-Comentó que debía trabajar su agresividad, ya que «ahora el que ataca primero lo hace por dos».

-Sí, casi todos los puntos son como máximo de tres golpes y tienes que intentar ponerlo difícil. Lo voy trabajando, pero no puedo perder tampoco la esencia de mi juego para hacer cosas que no estoy acostumbrado a hacer. Tengo que saber cuáles son mis cualidades y explotarlas.

-Va a cumplirse un año del campeonato nacional que se disputó en Granada y en el que cayó ante Pedro Martínez, aquejado por una serie de molestias. ¿Es una espina clavada?

-Sí. Era un torneo que jugué sólo porque se hizo en Granada, no estaba en condiciones. Me hacía mucha ilusión, ojalá se volviera a hacer aquí en mi casa.

-Es uno de los jugadores que más torneos juega.

-Es algo que mi nuevo entrenador quiere que vayamos trabajando, para reducirlo. Debo intentar entrenar más e ir mejor preparado, pero al mismo tiempo mantener ese ritmo de competición, que a veces me cuesta si paro. Me ha pasado siempre, desde pequeño. Cuando parece que estoy más tocado es cuando mejor saco mi nivel de juego. Supongo que libero la tensión y consigo que los golpes vayan más fuertes.

-Quienes le conocen hablan bien de su serenidad.

-Más bien llevo los nervios por dentro aunque no lo demuestre rompiendo una raqueta. También me cabreo, pero intento al menos hacer dudar al rival, luchar cada punto y buscar la remontada.

-Tras este gran año, ¿va más allá en sus aspiraciones?

-Sí, a largo plazo mi meta no es el top-50 sino el top-20. Si sigo en esta línea de trabajo y los resultados acompañan, seguiré creyendo.

-¿Se vería en una Copa Davis?

-Sí, es algo que me haría mucha ilusión aunque no sé cómo va a quedar con esto que está haciendo Piqué. Ferrer se retira, Feliciano parece que también. Tienen que salir jugadores para que podamos entrar otros.

-¿Tiene alguna opinión sobre las ideas de Piqué?

-Ahora mismo están hablando sólo con los top y no sé nada de primera mano. Algunos jugadores están de acuerdo, como Nadal, pero otros como Federer y Djokovic no. Es algo nuevo y tendrán que hacer cambios para que a todo el mundo le guste.

-Se habla mucho del relevo generacional que quedará en el tenis nacional cuando Rafa Nadal y compañía decidan retirarse. ¿Se ve preparado para asumirlo?

-Ojalá. Está claro que otro Nadal es muy difícil que haya, pasa cada cien años o más. Defender a tu país e intentar que esté lo más alto posible es una cosa muy bonita. Me siento preparado, ya no soy un novatillo.

Fotos

Vídeos