Primera ronda

Nadal irrumpe en Nueva York

Nadal irrumpe en Nueva York

El español inicia su recorrido en el Abierto de los Estados Unidos salvando la complicada primera ronda ante Millman dejándose solo siete juegos por el camino

ENRIC GARDINERNueva York

Pasada la medianoche y enfundado en una indumentaria negra que recuerda a las que usó en sus victorias pasadas en el último Grand Slam de la temporada, Rafael Nadal irrumpió en Nueva York dispuesto a dar guerra.

En una jornada marcada por las sonadas eliminaciones de los grandes favoritos, el español respiró hondo, olvidó las dos semanas sin competir y se adaptó a las mil maravillas a las condiciones americanas y al carrusel de ritmo y juego que fue su rival, el australiano John Millman.

Nadal mantuvo intacto su récord en la primera ronda del Abierto de los Estados Unidos, donde ha ganado 15 partidos sin nunca perder, y se deshizo de Millman (6-3, 6-2 y 6-2), quien pese al gran recuerdo que obtuvo el año pasado, no pudo repetir hazaña.

El 'aussie', aconsejado en la grada por el campeón aquí en 2001, Lleyton Hewitt, venció el año pasado en una tórrida noche al suizo Roger Federer, pero esta vez se encontró un escollo más resistente al calor y la humedad neoyorquina.

Nadal venía avisado. Antes de desenfundar sus raquetas, varios 'top ten' se habían quedado ya por el camino. Todos, además, por su lado del cuadro. Stefanos Tsitsipas, Roberto Bautista, Dominic Thiem y Karen Khachanov no pasaron el corte de la primera ronda. Alexander Zverev necesitó de cinco sets para salvar el debut. Nueva York iba dejando cabezas de serie a su paso y Nadal, que parte con el segundo dorsal en su pecho, no podía ser uno más.

Salió dispuesto a recoger el ritmo que el atrevido oceánico le ofreciera. Los intercambios eran largos, el calor, asumible -22 grados- y la pista el hervidero de ruido habitual que es la Arthur Ashe. Solo alguna pequeña diferencia con la juez de silla por una advertencia por perder tiempo con el servicio empañó un primer parcial de rutina para un Nadal que en quince primeras rondas en Nueva York solo ha concedido tres sets.

A medida que el australiano regalaba ritmo a Nadal, que volvía a la competición después de dos semanas de descanso tras el triunfo en Montreal, el manacorense se iba encontrando mucho más cómodo en pista, imprimiéndole más velocidad a la pelota y desesperando a un Millman que comenzó a estrellarse antes de tiempo con la red.

Multiplicó los errores y vio marcharse el segundo set en 43 minutos y el tercero en 45.

Nadal firmaba entre el bullicio de la pista central del Abierto de los Estados Unidos su primer triunfo desde que venciera al ruso Daniil Medvedev en la final de Montreal y apartaba las dudas de una primera ronda envenenada ante un jugador que el año pasado alcanzó los cuartos de final.

En segunda ronda, Nadal se medirá este jueves a otro tenista australiano. Esta vez será Thanasi Kokkinakis el rival de Nadal, en lo que supondrá el segundo encuentro entre ambos, después de la victoria del balear en Australia 2014.

Kokkinakis, que viene de un turbulento periodo de lesiones, se ubica en el puesto 203 del ránking y ante Ilya Ivashka consiguió, en cuatro sets, su primer triunfo en Grand Slam desde Roland Garros 2015.

Más información