Octavos de final

Carla Suárez y Millman revientan las quinielas de Sharapova y Federer

Carla Suárez golpea la pelota. /AFP
Carla Suárez golpea la pelota. / AFP

La grancanaria da la sorpresa del cuadro femenino y se carga a la rusa, mientras que el suizo realiza uno de los peores partidos de su carrera

ENRIC GARDINERNueva York (Estados Unidos)

Las sorpresas llegaron al Abierto de los Estados Unidos y se llevaron por delante a Roger Federer y a Maria Sharapova. Federer, en un partido horrible con 77 errores no forzados, se quedó anclado en octavos de final (3-6, 7-5, 7-6 y 7-6) ante el australiano John Millman, número 55 del mundo. Sharapova, por su parte, se marchó a la calle contra una Carla Suárez en gracia (6-4 y 6-3) en el día de su cumpleaños.

«Poder jugar en el día de mi cumpleaños en la pista central llena ante María Sharapova. Y con una victoria, que al final es lo más importante. Ha sido uno de los mejores regalos que me podía hacer, un cumpleaños de lo más agradable», explicó Carla en declaraciones facilitadas por su equipo de prensa.

La grancanaria sumó una de las victorias más importantes de su carrera al convertirse en la primera mujer en batir a Sharapova en la sesión nocturna del Abierto de los Estados Unidos y con ello meterse por segunda vez en los cuartos de final del torneo, tras la edición de 2013.

Dos sets fueron suficientes para que Carla, quien viene de derrotar a Kristina Mladenovic y Caroline Garcia, accedise por séptima vez en su carrera a cuartos, donde se medirá a la estadounidense Madison Keys, finalista del torneo el año pasado.

«Ahora tengo unos cuartos de final muy difíciles ante Keys. Es una jugadora local, que hizo final aquí el año pasado. Tiene mucha experiencia en este tipo de pista y en este tipo de torneos. Será duro porque tiene un saque muy potente y una derecha muy agresiva. Habrá que estar al 100% de nuevo», señaló la española.

Además, Carla, actual número 22 del mundo, podría escalar décimo séptima posición del ránking con una victoria ante Keys.

Federer se desvaneció

La derrota de Federer fue una de las más extrañas de su carrera. Cometió 77 errores no forzados, hizo diez dobles faltas, solo metió un 49 % de primeros saques, tuvo dos bolas de set al saque en el segundo set y las desperdició, y fue rotura arriba en el tercero, pero tampoco lo aprovechó. El resultado fue la primera derrota del suizo contra un jugador fuera del top 50 en Nueva York. Hasta este encuentro, contaba con un impoluto 40-0 en esta situación. Todo se desmoronó y con ello un Federer que ya lleva once años sin ganar en Flushing Meadows y que no podrá recuperar el número uno del mundo al término del torneo. A Nadal no le hará falta alcanzar las semifinales para retener el cetro mundial. No le hará falta porque ante Millman y el calor asfixiante de Nueva York, Federer volvió a desvanecerse.

«Estoy muy contenta porque he jugado un gran partido, he disfrutado mucho», dijo la canaria tras el choque. Ahora, la española chocará con la estadounidense Keys (favorita 14), que se deshizo en dos mangas de la eslovaca Dominika Cibulkova (favorita número 29) por 6-1, 6-3. «Un partido muy difícil, es estadounidense así que el público estará con ella. He jugado contra Madison varias veces, tiene un saque muy bueno, un buen golpe de derecha así que intentaré disfrutar como hoy», agregó.

Sharapova llegaba con un racha inmaculada de 22 victorias sin tropiezo en su carrera en el turno nocturno en la Arthur Ashe y con un balance de 4-1 ante Suárez. Tras una sanción de 15 meses entre 2016 y 2017 por consumo de Meldonium, un producto declarado dopante, la rusa estaba recuperando su mejor nivel y soñaba con volver a aspirar a un título del Grand Slam.

Sin embargo, la de este lunes no fue su noche. Sharapova terminó el partido con 38 errores no forzados y solamente 15 'winners', una losa demasiado grande a esas alturas de un gran campeonato. Por si fuera poco, los acompañó de ocho dobles faltas y su rival, en cambio, sí estuvo acertada. Sobre todo con el resto.

Suárez rápidamente se puso 4-1 arriba, con dos roturas seguidas y, aunque sufrió ligeramente para cerrar la manga, acabó lográndolo gracias a su resto, que le dio oxígeno y puntos cuando más los necesitaba. En la segunda, la española le rompió el servicio en el primero y cedió el suyo en el segundo pero, en el quinto, recuperó la delantera.

Sin embargo, y aunque Sharapova aún tenía algo que decir, Suárez decidió el encuentro a continuación. Tras varios intercambios de golpes y de puntos, con varios 'break points' para su oponente, la española logró mantener la tranquilidad, sumar el sexto juego (4-2) con un paralelo cruzado a la línea y el resto vino solo.

Temas

Tenis

Fotos

Vídeos