Deporte Inclusivo

LaLiga Genuine se deja ver en la Costa Tropical

El portero de la UD Almería pone el balón en juego sobre el césped albuñolero. /IDEAL
El portero de la UD Almería pone el balón en juego sobre el césped albuñolero. / IDEAL

El equipo de la UD Almería que está incluido en la competición nacional participó con el AMDDA Málaga en la tercera edición del torneo inclusivo de Albuñol

CÉSAR GUISADO GRANADA

Por tercer año consecutivo, la Asociación Deportiva Albuñol, el equipo de fútbol a este lado de la Costa Tropical, se volcó con el fútbol inclusivo. Y en esta ocasión y a partir de ahora como tradición y forma de dar más impulso al ámbito del deporte y la discapacidad, el Torneo por el deporte inclusivo, que así se llama el evento, se celebró en torno al Día Mundial de la Discapacidad.

Hasta las instalaciones municipales llegó la UD Almería con dos equipos. Uno formado por futbolistas con discapacidad intelectual y otro con deportistas con parálisis cerebral. También desembarcó sobre el verde albuñolero la Asociación AMDDA de Málaga, con otro equipo. La AD Albuñol participó con su equipo alevín y para abrochar una jornada de fútbol inclusivo, también se presentaron los conjuntos prebenjamines del Castell y UD Motril para jugar durante los descansos.

Valeriano Fernández es técnico de Deportes en el municipio de Albuñol y pondera la puesta en marcha de jornadas como esta «como el mejor escenario para trabajar en igualdad de condiciones, porque el mensaje que damos a quien viene a participar o a vernos es que todos cabemos en el mismo formato de juego y eso es lo que a nosotros nos mueve como formadores», explica.

Porque las barreras también se deben derribar en el imaginario de quienes hoy se forman como futuros deportistas. O ciudadanos. «Mis niños», dice Fernández señalando a los jugadores del Albuñol, «pensaban que una persona con discapacidad era alguien que siempre va en silla de ruedas, que apenas puede moverse. Y descubrieron futbolistas que igual que se caían, se levantaban, y que fueron capaces, los de Málaga en concreto, de ganarles 8-0 al descanso», señala.

El torneo se desarrolló bajo el formato de 'todos contra todos' con una liga que abrió a las diez de la mañana y que se alargó hasta las tres de la tarde. Durante los descansos entre partido y partido comparecían sobre el verde los equipos de las categorías bebé y prebenjamín. Así, tanto estos jugadores de edades tempranas como sus papás y mamás pudieron impregnarse de lo que estaba sucediendo sobre el verde en ese momento. «Queríamos que este torneo luciera de esta forma y que además no sólo se quedara en Albuñol. Que quienes vienen de Motril o de Castell sepan que aquí se hacen este tipo de cosas», apuntaba el técnico.

La discapacidad es la capacidad de ser extraordinariamente capaz. Esta frase lució como lema en una de las camisetas que la UD Almería regaló al torneo y que durante el mismo fueron sorteadas. Un torneo con regalos, porque además los participantes se llevaron productos típicos de la huerta de la Costa Tropical, y en el que hubo ganadores, todos, pero sin necesidad de levantar un trofeo. Valores y metodologías de trabajo que de un tiempo a esta parte se están reflejando en las competiciones que también han comenzado a organizar las asociaciones de referencia de este país.

Porque la competición futbolera para deportistas con discapacidad intelectual tiene desde la pasada temporada un torneo de rigor profesional al que todo futbolista desea aspirar. Se llama LaLiga Genuine y se trata de una competición avalada por la Fundación LaLiga. La experiencia arrancó el curso pasado y del primer torneo con dieciocho equipos con representación en Primera y Segunda división y del que salió campeón el RCD Espanyol después de doce partidos jugados, de los que ganó once y sólo perdió uno.

En esta campaña comparecen treinta en una primera fase que más adelante dará paso a la ronda liguera. Sólo hay doce clubes de La Liga que aquí no están representados y el Granada CF es uno de ellos. Explican desde la organización de esta competición que LaLiga Genuine se construye para ser una iniciativa integradora y de responsabilidad social.

El objetivo al fin y al cabo es avanzar en la normalización de la práctica del deporte, aunque en este caso del fútbol, contando con el colectivo de los deportistas con discapacidad intelectual, de una forma inclusiva. Esto es, adaptando el modelo de una competición profesional como es el campeonato de Primera y Segunda división, para que futbolistas con capacidades diferentes puedan competir bajo el mismo paraguas.

Según LaLiga, otro de los objetivos a corto plazo es que cada club de Primera y Segunda del fútbol español cuente con su propio equipo Genuine. En estos equipos pueden jugar futbolistas a partir de los dieciséis años y sólo es necesario acreditar mediante documento oficial una discapacidad intelectual mínima del 33 por ciento.

Aquí se juega al fútbol ocho y las reglas se adaptan. Se disputan partidos con cuatro partes de diez minutos cada una para facilitar así la participación de jugadores de toda condición física. La temporada se divide en cuatro fases distintas y a partir de este año, se desarrolla en seis sedes, con treinta equipos inscritos. En esta Genuine, además de sumar los equipos que más partidos ganen, también se premian las conductas positivas y las muestras de juego limpio. Así, en cada jornada se premia el comportamiento no sólo de los jugadores, sino también de entrenadores y de las aficiones presentes en los partidos.

 

Fotos

Vídeos