Deporte inclusivo

«España ha hecho historia ganando su primera Copa de Europa»

Óscar Rivas, levantando el trofeo de Campeón de Europa./IDEAL
Óscar Rivas, levantando el trofeo de Campeón de Europa. / IDEAL

Este futbolista granadino se descubre como uno de los mejores deportistas del momento abrochando su currículum con el centro continental de selecciones

CÉSAR GUISADOGRANADA

La Selección Española de sordos se proclamó la campeona de Europa en fútbol sala venciendo en la final a la temible Rusia por 3-1. Gesta que abrocha y pone un merecido colofón a un año de intensas concentraciones y preparación de este torneo que se ha celebrado en Finlandia durante esta pasada semana. La 'Roja' ha confeccionado un equipo de ensueño, una generación de oro que ahora quiere tocar el cielo y la gloria del Mundial con la punta de sus dedos. Calidad y humildad han sido los pilares de un proyecto en el que ha destacado un futbolista granadino, Óscar Rivas.

Óscar juega su tercera temporada consecutiva en la Segunda división andaluza con el Churriana FS, un equipo federado y de jugadores oyentes, en el que se integra sin necesidad de un intérprete gracias a un implante coclear que le permite escuchar las órdenes del entrenador. Hábil con los pies y en el trato, comenzó a celebrar los primeros goles con el Sierra Nevada Cenes y de ahí pasó al Zaidín antes de recalar en el equipo churrianero, donde dice se encuentra «muy integrado, porque encontré una buena acogida por parte de todos mis compañeros», explica.

En su hoja de servicios brilla además una participación en la Deaf Champions League de Londres, en 2013, saliendo campeón cuando defendía los colores de aquel Huelva Sordos que llegó a ser campeón de España aquel año y el posterior, siendo también plata en Serbia, en 2014.

En el 2015 se marchó al Granada CF Sordos, con el que en el 2016 llegó a ser subcampeón de España y campeón de la Copa de Andalucía el año pasado. A esta excelsa trayectoria, ahora le suma el Campeonato de Europa por selecciones que se ha disputado en la ciudad finlandesa de Tempere, por lo que a Óscar poco espacio le queda ya en sus vitrinas para seguir colocando más méritos, medallas y trofeos.

La aventura finlandesa comenzó en una fase de grupos que los midió a Bielorrusia (6-3), Holanda (8-4) y Noruega (5-2). En cuartos les tocó cruzarse con Israel en un partido cómodo que se llevaron los españoles por 6-1. Más complicado fue el cruce de 'semis' frente a una fuerte Suecia a la que ganaron 4-3 antes de levantar el trofeo de campeón con Rusia. Aquello ya es historia.

«Ha sido un campeonato increíble, muy duro pero increíble porque lo es jugar contra selecciones de otros países y de tanto nivel. Aquí, cada uno trabaja muy duro por sus colores», explica, quedándose con el momento en el que el árbitro señaló el final del último partido. «Fue inolvidable, porque al principio dudaba al no saber qué nivel tendrían otras selecciones muy fuertes como Rusia o Italia, pero sí que teníamos la intuición de que podíamos hacer algo grande. Y al final lo conseguimos. España ha hecho historia ganando su primera Copa de Europa», se atreve a decir.

Desparpajo, honestidad y una habilidad innata con los pies hacen de Óscar Rivas uno de los deportistas granadinos con mejor palmarés de los últimos años dentro y fuera del ámbito del deporte paralímpico. Y no tiene otro objetivo que «seguir entrenando como lo hago siempre y concentrarme para el mundial del 2019, que será en Suiza». Puro trabajo, a fuerza de ambición.