DEPORTE INCLUSIVO

Cimientos para seguir creciendo

La plantilla del Granada Integra, durante la Final Four disputada en Zaragoza./IDEAL
La plantilla del Granada Integra, durante la Final Four disputada en Zaragoza. / IDEAL

El Integra cierra una temporada cargada de «esfuerzo, compromiso y dedicación» por parte de un plantel y una junta directiva que ya se plantea afrontar nuevamente el reto de escalar a la división de plata del BSRnacional

CÉSAR GUISADOGRANADA

Conforme el almanaque tacha jornadas, el final de la vereda se ve más claro. El entrenador Rafa Jiménez habla de «objetivos cumplidos» y la presidenta Lourdes Madrona señala el «orgullo» por un equipo que supo estar a la altura de las circunstancias y una temporada «plagada de éxitos». El Granada Integra disputó la Final Four de ascenso a la Primera división y aunque el premio terminó siendo una medalla de bronce, ese metal no otorga otra cosa que el acicate necesario para continuar construyendo.

El Salto Bera Bera se proclamó campeón de Segunda en la Liga Nacional de baloncesto en silla de ruedas, con lo que jugará la próxima temporada en Primera. El CAI Deporte Adaptado de Zaragoza logró la medalla de plata y promocionará para ascender contra el Bahía de Cádiz, penúltimo de la Primera división, mientras que Granada Integra se colgó la medalla de bronce y Barça UNES finalizó en la cuarta posición. No será la próxima temporada, pero Granada volverá a tener pronto equipo en la división plateada del baloncesto en silla de ruedas nacional y el Integra ha comenzado a reforzar sus cimientos.

Porque la categoría de bronce abrochó de forma abrupta y atropellada una temporada larga. Debió buscársele otro final al curso más si cabe teniendo en cuenta que nos encontramos aún en el mes de abril y la campaña se da por cerrada. La final a cuatro obligó a Granada Integra a disputar su semifinal sólo dos horas después de bajarse en Zaragoza del autobús que los llevó desde Granada. Una locura.

Y pese a todo a punto estuvieron los granadinos de doblegar a quienes partían como favoritos y a la postre se llevaron también la gloria del ascenso directo como campeones, el Salto Bera Bera. Se tuvo que jugar la final de consolación y se ganó, frente al Barça. Granada Integra cierra un año en el que se jugó con ilusión frente al dominio que dan los grandes patrocinadores de otros equipos. Aquí, faltó traducir la foto en apoyo tangible. Siempre quedarán unos jugadores que supieron dar la cara. Los consolidados, como Paco Ramírez, Sergio Beiro o David Giménez, la apuesta femenina reflejada en el crecimiento de Eva Isidoro, Encarni Betanzos o Tania Gálvez. Y la juventud, desparpajo y talento en bruto de los juveniles, Paco García y Pepe Rodríguez.

El entrenador Rafa Jiménez habla de «objetivos cumplidos con creces, ya que los resultados alcanzados esta temporada, han sido extraordinarios».

Apuesta de futuro

Para el técnico del Integra, llegar a una Final Four con dos equipos que ya la jugaron el año anterior y con otro de los que descendieron de categoría la pasada temporada, no imprimía más presión. «Nuestra única responsabilidad era desarrollar el mismo baloncesto que veníamos haciendo durante toda la temporada», y ahora, «nuestro objetivo es seguir trabajando para que la temporada que viene tengamos un proyecto igual de fuerte que el que hemos tenido este año», explica.

«Intensidad y seriedad» aplicada en «una competición larga y un poco dura, sobre todo para los equipos que han contado con pocos medios», decía el entrenador. Y para la presidenta del club, Lourdes Madrona, los frutos se han recogido en los mismos senderos, «sin duda quedamos muy satisfechos por el trabajo, el esfuerzo, compromiso y dedicación de todos los jugadores». Bronce que terminó siendo «colofón a una temporada plagada de éxitos», dijo, con palabras también para el entrenador, «Rafa Jiménez supo guiarnos, enseñarnos y darnos las pautas para crecer como equipo», apuntó.

Del interlineado se extraen conclusiones de reconstrucción para seguir avanzando. El proyecto quiere un equipo en la Primera división del baloncesto nacional y esto se terminará por conseguir si al esfuerzo de la plantilla se le une el de las fuerzas vivas de la provincia. Granada Integra rozó el éxito con la punta de los dedos esta temporada sin contar con el apoyo de las grandes instituciones. Sin contar con el cariño del gran tejido empresarial granadino. Y sin ambas cosas, acabará muriendo, como tantos otros que surgieron y dejaron de ser.