Derbi liguero entre Senator Hoteles Roquetas e Ikersa Urci

Tras testarse en la Copa de Andalucía, el equipo roquetero recibe hoy al capitalino en El Parador, correspondiendo a la séptima jornada en el Grupo D de la División de Honor Plata Femenina

R.I.

Siendo esta temporada los dos únicos representantes de la provincia en la segunda categoría del balonmano femenino, Senator Hoteles Roquetas e Ikersa CD Urci Almería cruzan hoy sus caminos por primera vez en liga, enfrentándose en el derbi que tiene como escenario el Centro Deportivo Urbano Juan González Fernández, situado en El Parador de la Hortichuelas.

El derbi llega en buen momento para ambos contendientes, cuyos respectivos objetivos más inmediatos están bastante claros, teniendo en cuenta que las capitalinas se hallan luchando por no perder de vista las posiciones de privilegio, mientras que las roqueteras quieren seguir poniendo tierra de por medio respecto a las de peligro.

Además, tanto unas como otras salieron recientemente del bache de resultados en los que entraron, cortando así el plantel urcitano una racha de dos compromisos sin vencer y el del Poniente rompió con cuatro jornadas sin lograr el triunfo, algo que hasta entonces solamente consiguió en el estreno liguero. La semana pasada, las discípulas de Pedro Jorge Quinto por fin se desquitaron, ganando 32-25 a Jesmón BM Leganés también en El Parador, donde vuelve a actuar en esta séptima jornada dentro del Grupo D de la División de Honor Plata Femenina.

Inicios apretados

En dicho compromiso, las rojillas deshicieron la igualdad en los primero seis minutos, firmando un parcial de 8-3 entre el minuto siete y el 19, poniendo las cosas 11-6 y la renta de cinco goles se mantuvo con el 13-8 del minuto 13, a partir del que reaccionaron las madrileñas para volver a apretar el marcador y alcanzarse el descanso con el 14-13.

No obstante, un primer parcial de 4-2 a los cinco minutos de la segunda parte y luego otro de 4-0 en los cinco siguientes, puso siete goles tos arriba al cuadro local, 22-15, aumentando la diferencia hasta casi la decena con el 15-16 del minuto 42. Pero el parcial leganense de 1-5 la recortó con el 26-21 a los 46 minutos de partido, e incluso, la renta era de tres goles restando seis minutos con el 28-25, sentenciando las de Roquetas de Mar mediante un parcial definitivo de 4-0.

Por su parte, las jugadoras que dirige José Luis Herrera no tuvieron tanto suspense en el regreso a la senda de la victoria, imponiéndose por un holgado 41-25 al BM Base Villaverde Madrid en el Pabellón Moisés Ruiz, donde en contra de lo que pudiera parecer, el equipo madrileño presentó batalla, al menos en el primer cuarto de hora, si bien es cierto que después nada pudo hacer para frenar a las anfitrionas, que debieron remontar el 4-6 del minuto ocho.

Un parcial de 4-0 les dejó al mando de la contienda con el 8-6 a los 12 minutos, y a pesar de que su ventaja todavía era de un tanto con el 10-9 del minuto 17, el parcial de 6-1 supuso el 16-10 que abrió el choque en el minuto 22 y el descanso hizo acto de presencia con el 21-14.

Antecedentes coperos

La segunda mitad empezó parecida a la primera, mostrándose más incisivo el Base Villaverde que redujo la distancia a cinco goles, 22-17 en el minuto 33, pero las almerienses recuperaron el tono y de forma paulatina la alargaron llegando la cota máxima con los 16 tantos del final.

Así, Senator Hoteles Roquetas llega al duelo siendo décimo con cinco puntos, dos por encima del undécimo y el undécimo, a uno del noveno, el octavo, el séptimo y el sexto, estando Ikersa Urci Almería en la tercera plaza con ocho puntos al igual que el cuarto, el quinto y el sexto, tres por debajo del segundo.

Se trata de la tercera ocasión en la que los dos combinados se miden este curso, tras la eliminatoria previa de la Copa de Andalucía Femenina, en la que las roqueteras vencieron el 5 de septiembre por 31-32 en el encuentro de ida disputado en el Pabellón Antonio Rivera.

En el de vuelta fue en El Parador que fue el día 9 del mismo mes, las capitalinas ganaron 24-27, obteniendo la clasificación para la fase final de la competición copera autonómica, pese a actuar con nada más que dos recambios en el banquillo.