Roberto Carballés anima a los niños de la RST en un clínic organizado en el Serrallo

Medallas a los pequeños./ENRIQUE ZAMBRANO
Medallas a los pequeños. / ENRIQUE ZAMBRANO

El granadino participará en los torneos de Pune en India y Canberra para preparar el Abierto de Australia de 2019

V. M. R. GRANADA.

La mejor raqueta que ha dado Granada tras las míticas figuras de Manuel Orantes y José Higueras, el todavía joven Roberto Carballés, nacido en Tenerife pero formado como tenista profesional en las pistas granadinas, de donde se siente, realizó ayer un clínic con numerosos niños en las pistas de la Real Sociedad de Tenis (RST) de Granada. 'Rober', que ha vivido su mejor año en el circuito tras situarse entre los 50 mejores del mundo y con aspiraciones de alcanzar al selecto grupo de los 20, disfrutó junto a las jóvenes promesas.

Los chavales de la escuela de la RST que entrenan en el Serrallo pudieron compartir toques de bola y enseñanzas técnicas con su ídolo, el espejo en el que mirarse y el motor que les impulsa a esforzarse con la idea de algún día llegar a ser 'un Carballés'. Roberto empezó en el Serrallo y se siente «feliz» de poder celebrar en su casa el éxito de ganar el 250 de Quito en la ATP. El clínic tuvo como maestro de ceremonias al presidente de la RST, Rafael Peregrín, y también participaron entrenadores y exjugadores como José María Garrido, Jaime Costa o Enrique Zambrano, presentes en la carrera inicial de Roberto.

Carballés viajará el próximo miércoles a Pune para participar en el torneo 250 de India. Después asistirá al Challenger de Canberra para preparar el cuadro final del Abierto de Australia, que será a mediados de enero de 2019 en Melbourne, el primer Grand Slam de la temporada.