Parapente

Una experiencia de altos vuelos

Una experiencia de altos vuelos
/ALFREDO AGUILAR

Cenes de la Vega acoge desde ayer el primer campeonato de España de Parapente de precisión

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Volar siempre ha sido un anhelo del ser humano, que ha visto como pájaros, insectos e incluso dinosaurios han surcado los cielos durante millones de años. El Parapente es lo más parecido que hay a volar y ayer la localidad granadina de Cenes de la Vega acogió la primera de las dos jornadas que componen el Campeonato de España y de Andalucía de Parapente de Precisión de las categorías absoluta masculina y femenina. Hoy domingo se conocerán los nombres de los vencedores en ambas categorías.

Esta modalidad de parapente consiste en realizar un aterrizaje de precisión en una diana de 10 metros de radio con círculos concéntricos. Los pilotos reciben un punto por cada centímetro de distancia que existe entre su lugar exacto de aterrizaje y el círculo central, por lo que el vencedor termina siendo el que menos puntos tiene. Todo aquel que aterriza fuera de la zona de puntuación recibe mil puntos, el equivalente a haber puesto los pies en el suelo a diez metros del círculo central.

El buen tiempo que hizo durante la jornada de ayer permitió a los espectadores que se acercaron a la zona de aterrizaje de Cenes de la Vega (junto a la Carretera de Sierra Nevada) ver aterrizar con gran destreza a algunos de los mejores pilotos de España. La imagen en el cielo era espectacular, aunque el viento dificultó el trabajo de algunos pilotos en determinados momentos del día, en los que decidió soplar con mayor intensidad.

Cada piloto echaba a volar desde una zona de despegue situada junto a la Carretera de Sierra Nevada, dejándose caer en la zona de aterrizaje delimitada por la organización, que declaró a IDEAL que si este primer campeonato de España de Parapente de Precisión se está celebrando en Cenes de la Vega es porque «es uno de los mejores espacios de aterrizajes de Andalucía y tiene un gran nivel de seguridad».

Un total de treinta pilotos llegados desde diversos lugares de la geografía española se echaron al cielo para intentar coronarse como los mejores de una disciplina poco conocida, pero en la que una buena clasificación en este campeonato (los tres mejores clasificados en categoría masculina y la campeona de la categoría femenina, según la organización) otorga un billete directo al Mundial FA Accuracy que se disputará en Serbia durante el próximo mes de Septiembre.

Los organizadores apuntaron a este periódico que este bello dibujo sobre los cielos de Cenes no habría sido posible sin el apoyo de la Diputación de Granada, del Ayuntamiento de Cenes de la Vega y del Club Draco, que este 2019 celebra 30 años de vuelo en parapente en Granada.

En el día de ayer cada piloto tuvo seis mangas (aterrizajes) en los que intentó acumular el menor número de puntos. Hoy habrá otras seis para dictaminar quienes son los vencedores. El sábado lo empezaron bastante en forma los parapentistas Ramón Morillas (que es granadino y, por tanto, volaba en casa), Mario Moreno y Stan Radzikowski. En categoría femenina las campeonas de España de vuelo libre Emiko Morota y Maite Moreno también demostraron su enorme habilidad a la hora de aterrizar cerca de la diana.

La historia de Emiko Morota es bastante curiosa ya que esta parapentista nacida en Japón cambió hace 25 años la urbe de Yokohama por los tranquilos cielos de Granada, una ciudad en la que entrena, en la que vive junto a su pareja (el ya citado Ramón Morillas) y en la que tiene la fortuna de dedicarse a lo que más le gusta: ser monitora de Parapente en el Club Draco.

Otro granadino con un extenso curriculum como es Miguel Ángel Ruiz Morenate también se sintió cómodo volando en un lugar en el que lleva haciéndolo «20 años». Cuando no está en las nubes trabaja de transportista, pero asegura que no cambiaría esta experiencia por ninguna otra. «Tienes que probarlo y verás la sensación de libertad que respiras», asegura.