Selección

Morata reconoce su calvario tras un «desastre de año»

Álvaro Morata, en rueda de prensa. / FEF

No oculta que «muchas veces» no se valora ir a la selección española «hasta que ves los partidos desde tu casa»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENLas Rozas (Madrid)

Desde que Luis Enrique le dio un alegrón al escribir su nombre en la pizarra para anunciar que estaba convocado Álvaro Morata sabía que debía pasar por los medios de comunicación para explicar su ausencia en el último Mundial. Apenas un tuit aquel día que Julen Lopetegui, tras verle en directo en la final de a FA Cup, no le eligió para ir a Rusia. Morata no defraudó y fiel a su carácter sincero, sin dobleces explicó cómo vivió el trance de quedarse sin el sueño de ir al Mundial. »Fue jodido, cómo voy a vivir el verano sin ir al Mundial. Fue un momento duro para mí, pero no vale para nada pensar en el pasado. Voy a hacer todo lo posible para ir al siguiente. Fue un momento complicado porque creía que iba a ir pero yo tampoco hice la mejor temporada. Cuando uno ve el verano por la tele es su mayor sueño. Lo pasé muy mal. Fue un momento bastante difícil pero quería que mis compañeros lo ganaran», reconoció antes de detallar que ya lo pasó mal toda la temporada pasada en su club, lo que le hizo dar muchas vueltas a todo. »El año pasado no fui feliz, empece bien pero acabó siento todo un desastre. Salía al campo y no sabía ni dónde estaba. Claro que me planteé volver a jugar en España, volver a Italia; volver a los sitios en los que fui feliz pero no se puede escapar siempre de la realidad. Quedarme fuera del Mundial fue lo que me faltaba. Me fui para ir al Mundial y no fui«, detalló sin ambages diciendo que no se arrepiente de nada aunque «tampoco cambiaría nada».

El delantero del Chelsea, feliz ahora por una paternidad que le ha llevado a cambiar de dorsal incluso, no guarda rencor a Lopetegui pese a la decisión de no citarle para el Mundial de Rusia. «Hemos pasado muchas cosas juntos (en las inferiores ganaron el Europeo sub 21, por ejemplo). Le deseo todo lo mejor y más ahora que está en el Madrid», dijo antes de congratularse que haya tres compañeros más del Chelsea en la selección (César Azpilicueta, Marcos Alonso y Kepa Arrizabalaga).

«Tenemos muchos jugadores españoles allí. Es un orgullo como español que estemos muchos en Inglaterra. Cada vez que hay convocatoria hay muchas posibilidades en nuestro equipo y la esperamos con muchas ganas. Es un orgullo para el club».

Morata se congratula de que «todo eso ya ha pasado» y que ahora la situación ha cambiado para «sobre todo ser feliz». Detalló las razones del cambio. «He sido padre, tengo un nuevo entrenador y he vuelto a la selección. Todo eso, pero sobre todo mis dos hijos. Es una motivación especial y espero que empiece a verse en el campo. Estoy perfectamente», aclaró de sus molestias físicas antes de recordar que su club «ha cambiado la manera de jugar, opta por sumar pases, la idea es tener la posesión de balón y atacar los espacios. Si juego (en el Chelsea) aquí me vendrá bien porque se juega muy parecido», vaticinó.

No ocultó su ilusión por el regreso a una convocatoria de la selección española. «Me siento como la primera vez. Estaba hasta nervioso, llegué una hora y media antes. Es increíble venir siempre aquí, estamos con más ilusión que nunca. Quizá dejé de valorar lo que significa venir aquí, que es lo más grande hasta que lo ves desde tu casa. Espero venir a todas las convocatorias que haya», deseó antes de analizar en la nueva etapa con Luis Enrique. «Llevamos dos entrenamientos, pero creo que al final España siempre quiere jugar bien con el balón, que seamos agresivos sin él. Hay que volver a hacer las cosas bien, volver a mejorar, si hacemos las cosas que nos piden seguro que tenemos opciones de ganar».

Luis Enrique, que ha aplicado sus nuevas normas de convivencia que pasan por ejemplo por un limitado uso de móvil en las comidas, les pide, según Morata «mucha intensidad y concentración» aunque las «pautas muy distintas no ha dado. Cada entrenador es diferente y pide sus cosas. Fue una presentación sin más. Cada entrenador tiene su estilo. Estamos contentos todos, nada más fue una introducción. Por lo que hemos hablado con él me parece persona muy sincera y con ganas de ganar».

Fotos

Vídeos