Mundial Rusia 2018 Día 20.

Mundial Rusia 2018 Día 20.
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Hoy finalizan los octavos de final y quedarán emparejados todos los cruces de cuartos de final. En el primer encuentro, dos de las selecciones revelación se enfrentan entre sí, aunque Suiza lleva tiempo haciendo un gran trabajo que le ha llevado a ser la sexta selección en el ranking FIFA.

Hay una gran coincidencia entre estos dos equipos. Ambos, sin hacer ruido, han ido dejando «cadáveres» de gran entidad por el camino. Los Suizos empataron con España en el último amistoso antes del Mundial e hicieron los mismo con Brasil en la fase de grupos, a ambos los supo desactivar.

Los suecos consiguieron clasificarse para jugar la repesca en un grupo en el que estaba Holanda, que al final se quedó fuera. Eliminaron a Italia en dicha repesca, y en el Mundial han pasado a octavos de final en un grupo en el que estaba Alemania, la actual campeona del Mundo, y que se ha ido para casa a primeras de cambio.

Por lo tanto, viendo estos precedentes igual no es tanta casualidad que una de estas dos selecciones se vaya a colar en los cuartos de final.

Los suecos, que vieron como Ibrahimovic se despedía de la selección, para después no aceptarle cuando quiso volver, han trasformado lo que parecía una tragedia en vivir sus mejores momentos desde hace muchos años. Han sabido cambiar el concepto de fútbol que desarrollaban, todos trabajaban para Ibrahimovic, para disfrutar sin una figura ególatra y que abarcaba todo, con un fútbol de equipo en el que todos trabajan para todos.

Su trabajo defensivo es la clave. «El punto de partida es que cada jugador en el campo es un defensor», ha comentado el técnico sueco, Anderson. «Esto es algo que Marcus Berg y Ola Toivonen, los jugadores mas adelantados, personifican al máximo con el trabajo que hacen. A partir de eso, nosotros dependemos de cada uno de nuestro equipo y no en los oponentes». Tienen claro lo que son, también como quieren jugar, y los resultados, guste mas o guste menos, les está dando resultado y no tienen por qué cambiar.

El mayor problema que se van a encontrar hoy es que Suiza es una selección bastante parecida, se encuentra más cómoda sin la pelota que con ella para después salir al contragolpe.

Los suizos van madurando los partidos tejiendo una tela de araña en la que al final caen los rivales y logran superarles. Si consigue ganar, se clasificará por primera vez para cuartos de final desde el Mundial que se celebró en su país en 1954.

En el otro partido, Inglaterra y Colombia protagonizarán el ultimo enfrentamiento de octavos de final. La posible baja de James en la selección colombiana, con un edema óseo en el sóleo, da cierta ventaja a los británicos.

Y es que Colombia depende mucho de la inspiración de James en los últimos metros. No obstante su potencial ofensivo es grande y con Quintero, Falcao, Bacca y Cuadrado disponen de suficientes alternativas como para meterse en cuartos de final y soñar con poder llegar a la final. Además, defensivamente están muy bien trabajados tácticamente, y si el partido se les atasca, también tienen alternativa en jugadas de estrategia, con Yerry Mina como principal baluarte.

La continuidad que el seleccionador inglés está dando a un once definido y una idea futbolística hace que Inglaterra sea una selección fiable y consistente, algo de lo que ha carecido en los últimos años. Esta generación joven, mezcla de calidad y velocidad, que se ha olvidado del fútbol directo y previsible que siempre les ha acompañado y llevan tiempo trabajando desde categorías inferiores, son los actuales campeones del mundo sub-20, está generando grandes expectativas. Pero todo esto tiene que cristalizar en una gran cita y hoy es el momento de dar ese paso adelante.