EL FÚTBOL COMO ESTADO DE ÁNIMO

EL FÚTBOL COMO ESTADO DE ÁNIMO
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

No entraba en los planes, pero se veía venir desde que saltó la noticia del fichaje de Julen Lopetegui por el Real Madrid y a dos día de empezar el Mundial fue destituido como seleccionador. Sin entrar a valorar quién tiene la culpa, todos tendrán sus razones, el ambiente se enrareció, y el equipo, como bloque, parece que se fue desmoronando.

No es fácil para un entrenador hacerse en dos días con el mando de un equipo. La lista además la hizo Lopetegui, quién tenía perfectamente estructurado y definidos los roles de cada jugador, y lo que es más importante, esos roles estaban aceptados por los propios jugadores.

Cuando llega un entrenador nuevo es muy difícil que todo siga igual. Se necesita un tiempo para que entrenador y jugadores conecten y lleguen a punto de encuentro. Son varios los que han manifestado que su líder era Lopetegui, de hecho, con muchos de ellos ha coincidido en la selección sub-21, por lo tanto llevaban mucho tiempo trabajando juntos.

En muchas de las conversaciones que oigo salen a relucir los nombres de Xavi Hernández, Xabi Alonso y un Iniesta más joven como almas de un estilo que llevaron a la selección a conquistar dos Eurocopas y un Mundial... Siendo cierto y siendo muy difícil que volvamos a disfrutar de jugadores de estas características y personalidad, yo me acuerdo de Torres y Villa, que fueron los que hicieron posible que ese excelente fútbol triunfara. Al final, por mucha posesión que tengas hay que hacer goles, y ambos tenían un don especial para realizarlos en los momentos oportunos. España también se atascaba con posesiones largas y les costaba generar ocasiones, de hecho muchos partidos se ganaron por 1-0, sobre todo en el Mundial de Sudáfrica. Pero ahí estaban Torres y Villa con su efectividad para decantar los encuentros a favor de 'La Roja'. A la actual, aunque domine con claridad, le cuesta incluso disparar a puerta. Tener en el campo jugadores que tengan hambre de gol y te decanten los partidos por su capacidad goleadora es fundamental, y más en una cita de estas características.

Muchas veces el deporte en general y el fútbol en particular dependen de los estados de ánimo en los que se encuentre un equipo. Después de los momentos convulsos que se vivieron los días previos a empezar el Mundial, no parece que 'La Roja' llegara en el mejor estado anímico, y eso se ha notado en el campo. A esta selección le ha faltado alegría, atrevimiento en los metros finales y descaro en su juego. Es una pena que después de tener que esperar cuatro años para llegar a un Mundial, no hayan podido jugar en las mejores condiciones.

Y en estas situaciones, más que buscar culpables pienso que es momento de buscar soluciones. Lo pasado, pasado está y posiblemente haya que afrontar un cambio generacional. Y no es cuestión de pensar en si el 'Tiki-Taka' se ha acabado o ha caducado. El juego que tienes que llevar a cabo te lo van a dar las características de los jugadores de los que dispongas en cada momento, en cada generación, y también de la evolución que vaya teniendo el fútbol en cada época. Te tienes que adaptar para sacarles el máximo rendimiento posible a los activos que tienes.